Los tripulantes de la ISS culminan con éxito la primera de las tres caminatas programadas para esta semana

Los ingenieros de la Expedición 38 de la Estación Espacial Internacional (ISS)  ha culminado con éxito la primera de las tres caminatas que se han programado para esta semana y que tienen como objetivo reemplazar una bomba de refrigeración defectuosa. La salida de los dos tripulantes ha durado 5 horas y 28 minutos.

Según ha explicado la NASA, los astronautas, Rick Mastracchio y Mike Hopkins, han llevado a cabo la primera fase de extracción de la bomba de refrigeración, que tiene una válvula en mal estado desde el pasado 11 de diciembre, y en la próxima salida, que tendrá lugar este martes, la reemplazarán por una nueva.

En principio, la agencia espacial estadounidense había previsto el segundo paseo espacial para este lunes, sin embargo un problema con el traje espacial de Mastracchio, les ha hecho retrasarlo. A su regreso a la ISS tras la caminata, un problema de configuración provocó que entrara agua en el sublimador del traje, ya en el interior de la esclusa de aire de la estación. El equipo de control de vuelo en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston decidió cambiar su traje por una copia de seguridad para la próxima salida del tripulante.

La NASA ha explicado que este problema no está relacionado con la fuga de agua que sufrió el traje del astronauta de la Agencia Espacial Europea (ESA) Luca Parmitano cuando realizaba una salida el pasado mes de julio.

Después de esta experiencia, Mastracchio tiene 43 horas y 58 minutos de caminatas espaciales, una suma que ha logrado tras siete salida. Por su parte, Hopkins se estrenaba, por lo que tiene acumuladas las 5 horas y 28 minutos que ha durado la actividad de este fin de semana.