Los trabajadores del CTR de Gomecello denuncian que viven "en un polvorín" y se sienten tratados como "basura"

Los trabajadores del CTR de Gomecello en la concentración que han efectuado junto a la Diputación (Foto: Teresa Sánchez)

Los sindicatos CSI-F y UGT han organizado una manifestación a las puertas de la Diputación como medida de protesta por la situación laboral y por las presiones y ataques que están sufriendo los trabajadores. Piden que la institución tome cartas en el asunto. 

Tras las protestas del pasado mes de abril, donde se exigía a los responsables de la Diputación y de FCC, la empresa concesionaria, que se pusiera fin a la situación que vivían los trabajadores del Centro de Tratamiento de Residuos de Gomecello y que se iniciaran conversaciones para la firma de un convenio propio, parecía que algo comenzaba a moverse con la llamada a las Organizaciones Sindicales para iniciar la negociación de dicho Convenio y solucionar los problemas de convivencia entre los trabajadores y los responsable de la empresa. Nada más lejos de la realidad, según confirman desde ambos sindicatos.

 

Los delegados del Comité de Empresa han intentado negociar mejoras absolutamente imprescindibles para las condiciones laborales y de seguridad y salud laboral de los trabajadores del CTRLa única respuesta  de los responsables ha sido la animadversión contra los representantes de los trabajadores con constantes trabas e impedimentos en su tarea diaria, y el aumento de la presión sobre casi toda la plantilla, amenazas de expedientes y sanciones y con el más que criticable trato de los encargados de la empresa a sus subordinados. "Son varias las bajas por problemas de ansiedad las que han provocado".

 

Esta situación se ha comunicado a la autoridad laboral y a la empresa FCC a nivel regional y nacional sin que hasta el momento nadie haya tomado medidas para atajar  estas prácticas. Del mismo modo, "pedimos a los responsables de la Diputación que asuman sus responsabilidades ya que externalizar un servicio público no puede significar desentenderse de lo que ocurre en la empresa concesionaria. Lo que no puede ser es que nos estén tratando como basura".

 

Los trabajadores ante las puertas de la Diputación (Foto: Teresa Sánchez)

 

La situación laboral y de convivencia en la empresa se puede calificar como de “auténtico polvorín”, con elevado número de absentismo y bajas por depresión, aseguran desde el comité de empresaEn vista de la situación, y antes de que las condiciones laborales se deterioren aún más en este centro de trabajo, el comité de empresa se ha citado junto a la Rúa, en la Diputación, donde los trabajadores han clamado por sus derechos.

 

Silbatos y gritos de protesta de los trabajadores (Foto: Teresa Sánchez)