Los trabajadores de las piscinas municipales convocan paros para luchar por su convenio colectivo

Foto: T.G.

Aseguran que la empresa concesionaria no está dispuesta a negociarlo y que les impone unas condiciones que no consideran justas.

Los trabajadores de las piscinas municipales de Salamanca pararán durante dos jornadas para protestar por la “falta de flexibilidad” de las empresas concesionarias, Eulen y Campo de Tiro y Deportes, a la hora de negociar un nuevo convenio colectivo. El secretario provincial de Comisiones Obreras en Salamanca, Emilio Pérez, ha asegurado que “no existe predisposición” por parte de estas empresas para aceptar el convenio.

 

Por su parte, Rosa Martín, trabajadora del sector de las piscinas en Salamanca e integrante de las mesas de negociación con las empresas, ha explicado que desde principios de 2013 se está intentando llevar a cabo la negociación, pero que “se hace difícil” porque Eulen y Campo de Tiro y Deportes les exigen que firmen una “no subida salarial, la congelación de la antigüedad y que renuncien a la ultractividad”, el derecho que asegura el mantenimiento de las condiciones del convenio una vez que éste decae.

 

El convenio colectivo de los trabajadores de las piscinas finaliza en diciembre de 2013, y Rosa Martín confiesa que los trabajadores se han sentido “amenazados” por las empresas “que nos han dicho que si no firmamos esto nos vamos a ir al convenio estatal”.

 

Desde Comisiones Obreras consideran que las empresas concesionarias quieren aprovechar la situación de crisis generalizada para salir ganando –“A río revuelto, ganancia de pescadores”, ha apostillado Emilio Pérez- “cuando no han sufrido ningún recorte por parte del Ayuntamiento de Salamanca”.

 

Después de tres reuniones sin atisbos de alcanzar un acuerdo, los trabajadores han tomado la determinación de realizar paros los días 27 y 28 de junio, de 11 a 13 horas en las piscinas de Garrido y de 13 a 14.30 horas en la Plaza Mayor de Salamanca. “Seríamos capaces de aceptar una modificación en la antigüedad y una subida salarial menor, pero de ninguna manera renunciaremos a la ultractividad”, ha afirmado Rosa Martín.

 

Actualmente, alrededor de cien personas trabajan en las piscinas municipales de Salamanca, y esperan encontrar apoyo en los paros convocados y así conseguir “que se flexibilicen las negociaciones”.