Los trabajadores de la extinta UDS finalizan su relación con el club

Concluye el proceso de extinción de la relación de los empleados con la empresa después de muchos meses de incertidumbre.

Los antiguos trabajadores de la desaparecida UD Salamanca han terminado su relación con el club y han roto su vinculación con el mismo después de varios meses de angustia e incertidumbre por la situación de la entidad.

 

No en vano, hay que recordar que durante varias semanas, los trabajadores de la ya desaparecida UD Salamanca tuvieron que acudir a sus puestos de trabajo cuando incluso en las instalaciones no se daban las condiciones necesarias, es decir, no había ordenadores, impresoras, folios y demás mobliario de oficina que se destinó a la subasta de los bienes del club.

 

Así, después de semanas de incertidumbre, todo se ha resuelto y la desvinculación ya es un hecho, de modo que cada uno de los trabajadores debe acudir al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) con el objetivo de percibir las cantidades que se les adeudan de los atrasos y seguir así con su futuro profesional.

 

Más complicado parecen tenerlo los futbolistas, que no han percibido aún lo que se les adeuada pese a que ya han presentado las denuncias pertienentes para percibir las mensualidades adeudadas pero es una incógnita cuando las percibirán.