Los trabajadores de la cárcel de Topas, en situaciones de "extrema gravedad" tras los apagones eléctricos

El sindicato mayoritario, Acaip, denuncia que la masificación existente representa un "serio peligro", y lamentan la "desagradable experiencia de quedarse a oscuras en el centro con los propios presos".

El sindicato mayoritario en el sector, Acaip, ha enviado un escrito al secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, debido a las situaciones de "extrema gravedad" que se han vivido en el Centro Penitenciario de Topas durante los últimos días. Según el delegado de Centro de Acaip, Valentín Ortiz, los altercados están en gran medida motivadas por la "masificación existente en el módulo donde se han producido" y que alberga a internos cuya trayectoria penitenciaria refleja la participación en graves incidentes regimentales.

 

Según recuerda el sindicato, en mayo de este año ya solicitaron que se realizasen traslados "para evitar lo que finalmente está sucediendo". Igualmente han solicitado en varias ocasiones (20/02/2013, 08/07/2013, 19/09/2013, 8/08/2014) poder mantener una reunión con el secretario general, Ángel Yuste para informarle personalmente de la situación, oportunidad que "hasta el momento no se nos ha ofrecido".

 

Así, insiste Acaip en comunicar "la grave problemática existente en el centro como consecuencia de los cortes en el suministro eléctrico", que ya han comunicado anteriormente mediante escritos de fecha 20/12/2012, 20/02/2013. Estas situaciones, lamentan, "hacen más complicada la labor de los trabajadores del centro y de otras administraciones que también realizan su trabajo en Topas, como los Profesores de EGB, el personal que trabaja con el voluntariado, etc., etc., que hemos sufrido la desagradable experiencia de quedar a oscuras en el interior del centro junto con los propios presos".

 

Si no se pone remedio esta situación, señala, "puede volver a producirse y, como comprenderá, el riesgo al que se está sometiendo a personas e instalaciones es de suma gravedad. Por ello consideramos que es nuestro deber el ponerlo una vez más en su conocimiento".

 

Asimismo, han comunicado la "gravedad que representa la falta de personal del centro, en el que de una RPT de 527 funcionarios, actualmente hay 45 vacantes, y dos laborales". A ello, indican, hay que sumarle "la elevada media de edad que tiene la plantilla del C.P. de Topas, que hace que cada año se jubilen más trabajadores y se produzca el pase a segunda actividad".

 

Así, aseguran, "somos conscientes del escaso número de plazas con que va a poder contar esa S.G. debido a la eximia oferta de empleo público que, para Instituciones Penitenciarias, existe este año". Pero, inciden, "pocos son los centros que actualmente reúnen los condicionantes existentes en el C.P. de Topas".

 

Para Acaip, la mala situación del Centro "no ha pasado desapercibida para los internos y representa un serio peligro por cuanto menoscaba la autoridad de los trabajadores que, queremos recordarle, estos días y otros muchos, ponen en riesgo su vida y su integridad física incluso para salvar la vida de los propios reclusos, como ha sucedido recientemente y en ocasiones anteriores".

 

Finalmente, desde el sindicato mayoritario, trasladan su "QUEJA por esta forma de actuar, por el menosprecio que ello representa para los trabajadores a los que en tantas ocasiones se les ha pedido un sobreesfuerzo para superar las deficiencias institucionales".