Los trabajadores de GPM se manifiestan de nuevo exigiendo el pago de sus salarios

La empresa asegura que ha puesto a disposición de los trabajadores pagarés por importe de las nóminas pendientes de abono y el anticipo de este mes

Los 70 trabajadores de la empresa salmantina GPM (Gestores de Proyecto Multuimedia S. L.) se han manifestado esta mañana en la plaza de la Constitución de la capital salmantina exigiendo una vez más el pago de los salarios que se les deben, que son tres en estos momentos, y han contado con el apoyo de CCOO.

La empresa ha hecho público un comunicado en el que asegura que "ante las dificultades actuales derivadas de la falta de liquidez coyuntural de esta compañía, en el día de ayer el administrador único de esta sociedad puso a disposición de todos los trabajadores pagarés con fecha de vencimiento 2 de abril de 2012, por importe de las nóminas pendientes de abono y el anticipo del mes en curso". Sin embargo, José Carlos García, representante de los trabajadores de GPM asegura que la empresa "tiene una credibilidad nula por los sucesivos incumplimientos" de las promesas que les han hecho.

Por esta razón, solo esperan "que nos paguen y paramos las movilizaciones. Es lo único que nos queda".

"Llevamos desde diciembre 70 personas sin cobrar. La empresa funciona, aunque ahora se ha resentido un poco porque la gente está con otras cosas en la cabeza, cómo afrontar los pagos de su hipoteca o qué va a comer el próximo mes, pero el servicio al cliente y los proyectos se siguen desarrollando", asegura García.

"En el mejor momento económico de la empresa"

"La empresa ha realizado la web del Ayuntamiento hace poco y ha facturado medio millón de euros y tiene proyectos importantes. De hecho, en la historia de esta empresa, todos los años las cuentas eran malas y este año se estaba a punto de no dar pérdidas. Estamos en el mejor momento económico de la empresa", reconoce.

"No entendemos el motivo de los impagos. Hay algo que se nos escapa porque sabemos que GPM ha recibido subvenciones desde el gobierno de la Junta, por ejemplo. Pedimos que nos paguen y que la empresa continúe. Que cumplan con su obligación, que debe ser la primera moralmente hablando de un empresario con sus trabajadores", ha añadido el representante de los trabajadores.

Por su parte, la dirección de la empresa ha asegurado que ha transmitido a los trabajadores "que considera que dichas acciones perjudican gravemente la imagen de GPM ante proveedores, clientes, así como a nuestras relaciones bancarias y dificultan los actuales planes de refinanciación y el trabajo diario".