Los talleres mecĂĄnicos afrontan la crisis 'a base de mantenimientos'

"Cada vez se compran menos coches nuevos, por lo que los antiguos cada vez necesitan mĂĄs reparaciones y cuidados"

La zona azul aumenta; los aparcamientos gratuitos del centro disminuyen; el coste de la gasolina se dispara y la gente ya no compra coches como compraba antes. Por estos motivos, los hábitos de consumo están cambiando y ahorrar es la prioridad. La mayoría de los españoles tiene que esforzarse por salir a flote y lo que antes era un hecho cotidiano como coger el coche para ir a trabajar, ahora es casi un lujo que sólo se lo pueden permitir algunos, comentan los mecánicos salmantinos. TRIBUNA ha hablado con el taller de Neumáticos SEDO, que se dedica a la mecánica rápida y Hcm Profeauto, concesionario y taller de reparación de coches quienes aseguran que están llevando la crisis lo mejor que pueden y aseguran que no les falta trabajo. “Debido que la gente ya no compra tantos coches nuevos como compraba antes, atendemos más demanda de mantenimiento y averías”, comentan los profesionales. En época de vacaciones los españoles cogen su coche para recorrer las carreteras en busca de un merecido descanso. Carlos Sequeros, de Neumáticos SEDO, explica que “antes por estas fechas, los usuarios hacían la revisión de su coche para evitar ‘sustos’ durante el viaje, pero los hábitos están cambiando. Hace años era costumbre hacer la revisión antes de vacaciones, ahora ya no tanto”. Las reparaciones más habituales, comenta Carlos, son las pastillas de frenos, cambios de ruedas, alineación de dirección, cambios el aceite… Todo lo relacionado con mantenimiento. “Ahora los clientes se esperan a la ITV o a las vacaciones para hacer una revisión”.

Los precios han bajado y ahora los clientes piden presupuesto. El tipo de clientela que se acerca más a los talleres suele ser de nivel medio-alto y la mayoría se deja aconsejar por los mecánicos. En la tienda de Carlos y de sus dos hermanos lo que venden son neumáticos, y aunque sea época de apretarse el cinturón, el más vendido sigue siendo Michelín. “De media los usuarios hacen una revisión anual, y el promedio de lo que supone cambiar el aceite o una revisión rutinaria oscila entre 150 y 180 euros”, afirma el dueño del taller SEDO. Pero aunque este negocio no esté en “crisis”, como ocurre en otros sectores, los tiempos han cambiado, para todos. “Todo ha bajado”, asegura éste mecánico. “La gente coge menos el coche por el problema de encontrar aparcamiento; se hacen menos kilómetros…. Si antes por hobbie hacía 15.000 kilómetros al año, ahora ya no los hago”, comenta Joaquín, mecánico de otro taller de Salamanca.

Por otra parte, Víctor Cubillo, de Hcm Profeauto S.L., afirma que antes los meses de junio, julio y la primera quincena de agosto era la época de más trabajo, pero en este año ha bajado mucho. “Los vehículos están rodando menos y los mantenimientos se alargan cada vez más. Víctor siempre recomienda a sus clientes que hagan una revisión rutinaria cada 5.000 km, pero “si antes la gente revisaba su coche tres o cuatro veces al año, ahora el número se ha reducido a una revisión al año y los usuarios esperan a los 15.000 o 20.000 km”. “Antes cuando se vendía un neumático los cambiaban más a menudo para prevenir posibles averías en la carretera, ahora los clientes aprovechan más todo lo que puede suponer mayores problemas a largo plazo”. Por ello los mecánicos de los talleres de reparaciones de coches están notando cada vez más, como en la mayoría de los sectores empresariales, los agravios de esta crisis.

"Pero no todo es crisis, se invierte mĂĄs en calidad y se ofrecen buenas promociones"


Tanto en SEDO como en HCM Profeauto, siguen teniendo su clientela de toda la vida y aseguran que con el paso de los años se está invirtiendo más en la calidad del material, lo que hace que los coches tengan que ir menos al taller. Por ello las reparaciones que se hacen a menudo son las de mantenimiento, porque cada vez es más difícil que un coche tenga una avería a corto plazo. “Los coches de ahora pueden aguantar 150.000 km sin averías”, aseguran los mecánicos.