Los sindicatos 'tumban' el plan de Iglesias para crear 31 cargos y obligan a la Diputación a negociar

Javier Iglesias y la vicepresidenta Chabela de la Torre, hace unos días en la presentación de presupuestos. Foto: F. Oliva

El equipo de Gobierno de Javier Iglesias se ve obligado a ceder para poder aprobar los presupuestos. Renuncia a crear veinte de los 31 puestos, los sindicatos rechazan todas las jefaturas y le imponen un calendario negociador. Desmantelado el intento de hacer un cambio de plantilla a media del PP.

Los representantes sindicales en la Diputación de Salamanca le han ganado la partida al equipo de Gobierno, que ha tenido que dar su brazo a torcer y renunciar a su polémico plan para crear 31 nuevos puestos, la mayoría de altos cargos, y colocar en ellos a personal afín. Esta es la conclusión del pulso que los sindicatos han echado a Javier Iglesias para rechazar su último proyecto antes de marcharse al Senado.

 

La cuestión se ha resuelto durante esta mañana y, como ha podido saber TRIBUNA, en términos muy lejanos a lo que pretendía la Diputación. En el plan previsto por la vicepresidenta y diputada del área económica, Chabela de la Torre, se contemplaba la creación de 31 puestos, muchos de ellos altos cargos y por libre designación. Sin embargo, no se había consultado con los representantes sindicales que, desde el primer momento, mostraron su oposición. Tras intentar sin éxito formar la mesa de negociación, esta mañana la Diputación ha tenido que ceder y cambiar su plan.

 

De entrada, no se ha aceptado y no se creará ninguna de las nuevas jefaturas previstas; además, sólo saldrán once de los 31 puestos previstos, que corresponden con plazas necesarias; de la propuesta de modificación de la RPT que se presentó solo se aceptan la creación/modificación de los puestos base de Técnico Medio Ambiente, Técnico Ciclo del Agua, Técnico Protección civil, contra incendios y salvamento, 7 puestos de trabajador social y el Coordinador de innovación administrativa para la nueva oficina de transparencia, que es obligatoria. El resto se han desestimado.

 

Además, se ha establecido un nuevo calendario de negociación que se extenderá entre el 26 de enero y el próximo 30 de junio para establecer una nueva RPT que los sindicatos quieren que responda a las necesidades reales de plantilla de la Diputación.

Noticias relacionadas