Los sindicatos pintan un Grupo SIETE opaco, al margen del cuerpo y prescindible para la Policía Local

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, con el jefe de la Policía Local. Foto: Cristian Martín

Tres representantes de los sindicatos de la Policía Local declaran en la comisión de investigación del Grupo SIETE. No escatiman en críticas a su funcionamiento y procedimientos, que cambiaron con la llegada del actual jefe policial y Mañueco en 2011.

Los representantes de los tres sindicatos con presencia en la Policía Local han pasado esta tarde por la comisión de investigación del Grupo SIETE y no han escatimado en críticas al funcionamiento de esta polémica unidad, por más que le pese al equipo de Gobierno, que en una nota de prensa ha asegurado que "la comparecencia y explicaciones de mandos policiales en el marco de esta Comisión han demostrado también la oportunidad, legalidad y transparencia de las actuaciones del Grupo Siete y la necesidad de su existencia", sin importarle que en sus explicaciones dos de los representantes sindicales han corroborado la opacidad en el funcionamiento y procedimientos del grupo.

 

Según fuentes consultadas por TRIBUNA, los representantes de SSPM y UGT han sido bastante críticos, especialmente el primero, y sólo el de CSI-F ha defendido la existencia del grupo en su actual configuración y espíritu; los otros dos consideran que sus funciones se pueden asumir por el cuerpo sin necesidad de una unidad especial. Los representantes sindicales, con muchos años de ejercicio en la Policía Local, han confirmado que la unidad empieza a actuar bajo los parámetro actuales de opacidad con la llegada de José Manuel Fernández al cargo, en 2011 coincidiendo con la llegada a la alcadía de Alfonso Fernández Mañueco.

 

Y, ¿cuál son esos parámetros? Fundamentalmente, se basan en el secretismo. Según los representantes sindicales, los integrantes de la unidad funcionan al margen del resto del cuerpo y no es posible conocer sus cuadrantes, ni su régimen de entrada y salida ni tampoco sus condiciones laborales; algo que, a lo largo de la comisión, han reconocido sus actuales responsables y que han explicado por la especificidad del grupo, pero que parece excesivo.

 

Se da la circunstancia de que uno de los declarantes formaba parte del grupo antecesor del SIETE, y ha asegurado que haciéndose cargo de similares funciones, especialmente control de botellones y seguridad de la corporación, sus modus operandi no tenía nada que ver. Según sus palabras, los agentes de la unidad se regían por el mismo horario y régimen y no tenían la disponibilidad total de ahora, salvo en ocasiones especiales y justificadas. Como ha denunciado otro de los representantes sindicales, los integrantes de los grupos anteriores se decidían conforme a un proceso de selección abierto, cosa que ahora no ocurre.

 

Otro punto que se ha puesto de manifiesto, y que ha sido objeto de las indagaciones de los miembros de la comisión, es que el grupo no vuelca la información de sus operativos ni las actas de sus actuaciones en el mismo sistema que acoge la información del resto de la Policía Local, y que es común con otros cuerpos y fuerzas. Así lo han ratificado dos de los representantes sindicales, que han apuntado que sólo a raíz de la investigación ha empezado a cambiar esa costumbre.

 

 

AUSENCIA DE LAGO

 

Las declaraciones de los tres representantes sindicales se han prolongado durante unas tres horas y media, y la sesión no ha continuado porque no se ha podido interrogar al exconcejal de Policía, Ángel Lago, edil responsable en los primeros años del Grupo SIETE. Lago ha sido citado a petición de Ciudadanos, pero no ha respondido al escrito que se le transmitió solicitando su presencia, a la que no está obligado, y no ha acudido con lo que su declaración deberá quedar para más adelante.

 

Los grupos esperan contar en próximas fechas con la última remesa de documentación que han pedido y después se fijará una próxima reunión, que presumiblemente será una de las últimas, para interrogar a Lago si es posible y para ir pensando en las conclusiones.