Los sindicatos no descartan movilizaciones para que el Ayuntamiento pague desde ya la productividad

Empleados que se han concentrado esta mañana en Íscar Peyra.

Los sindicatos representados en el Ayuntamiento exigen al alcalde una mesa de negociación para recuperar el complemento que se les quitó en 2010: reclaman los 5.000 euros/trabajador. Piden a Fernández Mañueco dejar de lanzar mensajes electorales y ganar portadas anunciando superávit mientras no cumple con lo prometido.

Cerca de 150 trabajadores del Ayuntamiento de Salamanca, entre policías, bomberos y el resto de servicios, se han concentrado esta mañana ante las oficinas de Íscar Peyra como primera medida para lanzar una reivindicación importante: recuperar el complemento de productividad que se eliminó en 2010. Una petición que basan en la promesa lanzada en su día por el actual equipo de Gobierno de volver a abonar este complemento, ligado al cumplimiento de objetivos, una vez mejorara la situación económica. Y consideran que los recientes anuncios del alcalde Fernández Mañueco sobre el superávit récord de 2014, que se suma al ya publicitado en los dos años anteriores, justifican el cumplimiento de lo pactado.

 

Así lo han manifestado los representantes de cuatro de los cinco sindicatos que representan a los trabajadores municipales y que habían convocado esta protesta: CCOO, UGT, CSI-F, USO y SSPM. Una concentración que auguran no será la última porque están dispuestos a endurecer su postura y recurrir a las movilizaciones para conseguir que el equipo de Gobierno constituya una mesa de negociación para tratar la cuestión. En caso de no ser así, avanzan que se endurecerá la reivindicación"Estamos abocados a tomar medidas reivindicativas mucho más contundentes y más sólidas. Hoy hay sido solo una muestra porque estamos esperando que después de una junta de personal el Ayuntamiento se pronuncie sobre cómo y cuándo sentarnosque solo ha dado la callada por respuesta", ha dicho el secretario provincial de CCOO, Emilio Pérez.

 

Hasta ahora, el equipo de Gobierno no ha dado signos de estar abierto a una negociación para devolver a los trabajadores municipales este complemento de productividad que fue eliminado en 2010. Este complemento se pagaba por el cumplimiento de una serie de objetivos medibles de prestación de los servicios públicos. 

 

Esta medida se ha mantenido en la presente legislatura, con lo que no se trata solo de una decisión tomada por el anterior alcalde, ya que el nuevo equipo de Gobierno no se ha dirigido nunca a los sindicatos y trabajadores para volver a pagar ese complemento. Eso supone una reducción de unos mil euros por trabajador para cada uno de los años en los que se ha eliminado. De entrada, piden que la productividad correspondiente a 2015 se pague ya este año y que se recupere de manera retroactiva lo no abonado en los años precedentes para los mil trabajadores del Ayuntamiento, de los cuales el 80% tienen derecho al complemento. Serían 5.000 euros por trabajador municipal, aunque están dispuestos a iniciar una negociación.

 

"Le hemos hecho una solicitud de constituir la mesa de negociación para tratar de recuperar las mejoras económicas que hemos perdido en los últimos cinco años", ha indicado Pérez. "El esfuerzo por lo que nos toca ha sido importante y responsable con todos los ciudadanos de Salamanca. Y las medidas que el Ayuntamiento está tomando las hemos considerado abusivas porque el Ayuntamiento de Salamanca ha mantenido el IPC en todos los impuestos y el ciudadano no puede hacer más esfuerzos en su nivel de calidad de vida, y el esfuerzo que hemos hecho tiene que ser recuperado, no compensado, recuperado", ha asegurado Pérez.

 

"En 2003 firmamos un plan de calidad y productividad sober los servicios que prestábamos en el Ayuntamiento haciendo una evaluación permanente de cuál era la calidad del servicio a los ciudadanos. A pesar de estar todos estos años sin cobrar nada, sí que hemos mantenido esa calidad y hemos sido responsables con el servicio público que prestamos a los ciudadanos. Ahora es el momento de sentarnos, de cuantificar y de que se nos devuelva lo que temporalmente acordamos que se nos iba a deducir", ha concluído.

Noticias relacionadas