Los sindicatos impugnarán la modificación de la RPT y evitan sentarse a negociar para no darle validez

La diputada del área económica, Chabela de la Torre, responsable de la modificación de plantilla.

Los representantes de los sindicatos se negaron a sentarse con la Diputación porque eso hubiera supuesto abrir la mesa de negociación. Impugnarán cualquier cambio porque no se ha hecho previa consulta y negociado como es obligatorio.

Los representantes sindicales en la Diputación de Salamanca han evitado este lunes sentarse a la mesa de negociación para no dar validez a la pretensión del equipo de Gobierno de cambiar de manera unilateral la Relación de Puestos de Trabajo. Y tras zafarse de una 'convocatoria trampa' han decidido impugnar cualquier cambio que se produzca, lo que privará de legalidad a lo que el PP saque adelante con su mayoría. 

 

Este ha sido el resultado de la contradictoria reunión que estaba prevista para este lunes y que constituía una encerrona del equipo de Gobierno a los sindicatos con la que buscaba poner en marcha la tramitación del cambio. Las centrales representadas en La Salina, CCOO, UGT, USO y CSI-F, recibieron el día 4 una convocatoria para este lunes a las 9.30 en la que se les llamaba para establecer una mesa de negociación. Esta es la fórmula prevista para realizar cualquier cambio en la RPT y a ella llegaban para tratar una modificación de la plantilla de la Diputación sobre la que no se les había consultado.

 

Sin embargo, y antes de sentarse a la mesa, el equipo de Gobierno les anunciaba que no se iba a negociar nada y que se trataba de una reunión informativa sin más. Al conocer el tenor de la cita, diferente al de la convocatoria, los representantes sindicales optaron por no sentarse con los responsables de la institución provincial. De haberlo hecho, la mesa de negociación hubiera quedado constituída de manera irremisible y hubieran dado el primer paso para aprobar algo sobre lo que no se les ha consultado.