Los sindicatos creen que Mañueco intenta darles 'gato por liebre' con la mesa del empleo

CCOO y UGT insisten al alcalde que lo que quieren es "la mesa de diálogo social" tal y como está reglamentada: sindicatos, patronal y administración, nadie más. "Todo lo demás no es malo, pero no es lo que queremos".

La oferta de Fernández Mañueco, crear una mesa para el empleo, comienza con mal pie. Y lo hace con el rechazo por parte de quienes debían ser fundamentales y que han entendido esta proposición precisamente como una manera de evitar sentarse con ellos, los integrantes legítimos del diálogo social, en una mesa de negociación sin otras voces que distorsionen el auténtico objetivo de la negociación entre sindicatos, patronal y administración, que es llegar a acuerdos.

 

Así lo han manifestado los secretarios provinciales de CCOO y UGT. En una nota de prensa, CCOO ha calificado la oferta como una "larga cambiada" para intentar reunir "una amalgama de siglas para diluirlo todo", en relación a la invitación que el alcalde va a cursar a numerosas asociaciones, grupos políticos, sindicatos y patronal, las dos universidades, la subdelegación de Gobierno, la Junta... "Denominados como 'larga cambiada' utilizando un símil taurino, a una propuesta que no cubre las expectativas que hemos planteado y propuesto en nuestra petición de la creación de la Mesa del Diálogo Social, que abarca aspectos tan importantes como el empleo, los servicios sociales, el modelo económico de la ciudad, la igualdad, las ayudas para colectivos vulnerables, etc", asegura en una nota de prensa.

 

"No hay rechazo a debatir pero eso es una cosa y lo que pedimos, el diálogo social, es otra", ha dicho el secretario provincial Emilio Pérez que considera que "no es lo mismo hacer un documento en tres meses que el diálogo social". CCOO insiste en que lo que piden es el diálogo social como instrumento ya organizado en unos términos concretos y que funciona. "Una Mesa del Diálogo Social cuya estructura y composición ya está inventada y demostrado sobradamente que cumple y cubre con las necesidades de negociación y acuerdos que durante más de 14 años se está llevando a cabo en Castilla y León, también con un Gobierno Popular y que, aún no terminamos de entender, porque este ayuntamiento de Salamanca, no acaba de concretar y poner en marcha con CCOO, UGT y CONFAES", han especificado.

 

Por su parte, el secretario provincial de UGT, José Luis González Rivas, ha lamentado no haber recibido antes llamadas alguna del alcalde pero anuncia que "no es lo que le hemos pedido". "Lo que se está pidiendo es crear la mesa de diálogo social tal y como está contemplada con la Junta de Castilla y León y en otras capitales", ha dicho. "Todo lo demás no es malo pero eso no es lo que queremos y nada tiene que ver con lo que estamos pidiendo", sino que se trata de llevar a efecto el acuerdo entre PP y Ciudadanos, considera Rivas. El secretario de UGT considera que el alcalde "está acostumbrado a hacer unas cosas para evitar otras", en referencia al hecho de que esta oferta haya llegado cuando sindicatos y patronal han registrado una carta al alcalde para pedir que convoque el diálogo social, que insiste "es para decidir y es tripartito, formado por los representantes de los trabajadores, las empresas y la administración".