Los sindicatos consideran engañosa la oferta de bolsas de empleo en la Diputación

Cola en el mostrador de la Diputación donde se entregan para las instancias para la bolsa.

Advierten que es para sustituciones y que son muy pocas las plazas que quedarán libres al cabo del año; las vinculadas a la residencia, las que tienen más posibilidades. Critican que la Diputación tenga un alto número de vacantes que cubre con libres designaciones y comisiones de servicio, métodos 'a dedo'.

Dentro de unos días finalizará el plazo para que quienes lo deseen puedan entregar la instancia con la que se inscribirán en la bolsa de empleo que ha convocado la Diputación. Una medida que desde los sindicatos de La Salina consideran engañosa porque pretende hacer pasar por una gran iniciativa para oferta trabajo cuando serán muy pocos los empleos que se cubrirán por esta fórmula. Algo que las centrales consideran un fraude y genera expectativas que no son reales que pueden afectar a muchas personas.

 

Y es que durante toda la semana las colas para entregar las instancias para inscribirse en las respectivas bolsas de empleo han sido importantes. Y previsiblemente lo serán hasta el día 17 de marzo que se cierra el plazo. Desde los sindicatos entienden que el proceso tenga una gran afluencia porque muchos ciudadanos lo verán como una oportunidad, aunque recuerdan algunos detalles de la oferta. El primero y más importante, que es una bolsa para cubrir de manera temporal plazas en las especialidades convocadas en las que sea necesario por motivos de urgencia y excepcionalidad; es decir, se centrará en bajas y en sustituciones de vacaciones para cubrir los servicios mínimos.

 

Es en este punto donde las críticas de los sindicatos son mayores. Los representantes sindicales estiman que serán muy pocas las plazas que finalmente se cubran por las bolsas; lo normal es que las mayores posibilidades estén en las de ATS/DUE, trabajador social, auxiliar de enfermería... las vinculadas a la residencia de la Diputación, que es uno de los servicios con más personal y, por ende, con mayor necesidad de sustituciones. "200 personas acuden cada día para entregar sus instancias para las bolsas de trabajo cuando van a salir muy pocas plazas, se va a tirar poco de ellas", lamentan. Y se preguntan cuántas plazas de Ingeniero superior o técnico, auxiliar de administración o servicios quedan disponibles al cabo del año en la Diputación. "Al margen de las de la residencia, el resto de áreas tendrán poco movimiento", aseguran.

 

En todo caso, los sindicatos recuerdan que muchos aspirantes han tenido totalmente cerrado el acceso al empleo público porque las plazas que saca la Diputación incluyen concurso de méritos, lo que pone en mejor posición a quienes están ya ocupando una plaza. Además, critican que la Diputación mantiene un alto número de plazas vacantes que cubre con libres designaciones, comisiones de servicios y otras fórmulas excesivamente discrecionales.

 

 

REQUISITOS EXCLUSIVOS

 

Para entrar en la bolsa hay que superar un examen, ya que se trata de un concurso; la prueba será tipo test y solo los que aprueben obtendrán clasificación en las bolsas. Alguno de los representantes sindicales estima que el examen tendría que haber sido por extracción de tema a desarrollar, no tipo test. Para presentarse hay que entregar la correspondiente instancia y, de cara a realizar el examen, hay que pagar derechos que van de los 6 a los 19 euros.

 

Además, hay que tener en cuenta que las plazas ofertadas corresponden a toda la plantilla de la Diputación, con lo que las plazas que salgan pueden ser para cubrir un servicio en cualquier punto de la provincia. En este punto hay que recordar que renunciar a una oferta supone, como poco, pasar al último puesto en la lista de la bolsa de empleo.