Los sindicatos asumen que sin la presión de PSOE, C's y Ganemos no habría diálogo social

Los responsables provinciales de CCOO y UGT, Emilio Pérez y José Luis Hernández Rivas.

Los secretarios provinciales reconocen que seguramente no se habría constituido la mesa tripartita si Fernández Mañueco no hubiera visto la perspectiva de perder la moción que le planteaba la oposición en pleno.

Los secretarios provinciales de CCOO y UGT han asumido que, a pesar de los hechos más recientes, el diálogo social seguiría en punto muerto de no ser por la intervención de los grupos de la oposición. Ambos, Emilio Pérez y José Luis Hernández Rivas, entienden que seguramente no se habría puesto en marcha de no haber mediado el primer pacto entre PSOE, Ciudadanos y Ganemos para impulsar una moción común que obligara a Fernández Mañueco a rescatar el diálogo social tripartito tras cuatro años obviándolo.

 

Los secretarios provinciales han salido hoy a la palestra para intentar explicar la enrevesada puesta en marcha del diálogo social tras un rocambolesco desenlace que va a dejar fuera a los partidos de la oposición, precisamente quienes impulsaron el proceso que ha obligado al alcalde Fernández Mañueco a poner en marcha una plataforma que había desestimado los últimos cuatro años. En sus explicaciones, los dos sindicatos han negado las acusaciones que les han llegado de haber utilizado este movimiento político de la oposición para conseguir desbloquear el diálogo social, y han respondido acusando a Ciudadanos de "jugar" a todos los palos y de usar "una estrategia equivocada".

 

Sin embargo, Pérez y Rivas han reconocido el mérito de los tres partidos de la oposición para que el diálogo social haya podido retomarse. "Ellos han sido capaces de que haya diálogo social", ha reconicido el responsable provincial de UGT sobre el hecho de que la mayoría virtual de la oposición en una hipotética moción obligaba al alcalde a entrar en el diálogo social quisiera o no. "El día 8 de julio el alcalde se descuelga y le advertimos del error", ha recordado Pérez, que entiende que el PP y el alcalde se dieron cuenta de que tenían perdida la votación.

 

"Lo que estaban haciendo era forzar que el PP viera que podía perder la primera votación", ha dicho el secretario provincial de CCOO, que ha insistido todavía más con una idea: "al PP se le hizo saber que quince son más que doce y a los tres partidos de la oposición, una vez que el PP se posicionó, cuál era su papel en el debate del diálogo social", ha dicho. Una idea que refrenda que, aunque los sindicatos no quieren hablar de utilización, la perspectiva de una moción que iban a perder en el pleno llevó a Fernández Mañueco a dar la vuelta a su planteamiento y presentarse como líder del diálogo social que solo unos días antes había rechazado iniciar.

Noticias relacionadas