Los sanitarios muestran su “absoluta” preocupación por la manipulación de medicamentos peligrosos

Expertos reflexionan sobre ello en una jornada en el Clínico, que ha contado con la presencia del consejero de Sanidad

Representantes de profesionales sanitarios han mostrado su “absoluta” preocupación por los riesgos que atañe la manipulación en los diferentes servicios de medicamentos peligrosos, especialmente en el uso para tratamientos oncológicos.

 

Así lo han señalado durante la Jornada Formativa de Prevención de Riesgos Citostáticos, que se ha celebrado en el Hospital Clínico Universitario de Salamanca y a la que ha asistido, entre otras autoridades, el consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado.

 

En esta cita, la secretaria federal de Salud de UGT, Pilar Navarro, ha insistido en los riesgos que suponen para los sanitarios y ha hecho especial hincapié en el incremento de prejuicios cuando se trabaja con ellos de manera “reiterada”.

 

De ahí que haya incidido en la importancia de que los responsables de los centros pongan en liza los mecanismos necesarios para evitar estos riegos y, en cuanto a los trabajadores, les ha animado a “no bajar la guardia”.

 

Por su parte, la secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente, Visitación Vaquero, ha  puesto de relieve que la mayoría de agentes tóxicos pueden referenciarse en los centros de trabajo y que es importante la puesta en marcha  actividades de sensibilización como la Jornada Formativa de Prevención de Riesgos Citostáticos, que se ha celebrado en Salamanca.

 

En cuanto al consejero de Sanidad, ha puesto de manifiesto el interés del Servicio de Sanidad de Castilla y León por contar con medios para apoyar una manipulación correcta y sin riesgos, además de insistir en las actividades de formación y sensibilización.

 

SERVICIOS DE PREVENCIÓN

 

Actualmente, el Sacyl cuenta con once servicios de prevención de riesgos laborales con la presencia de 73 profesionales, además de contar con 71 delegados sindicales de prevención, según los datos ofrecidos por Sáez Aguado.

 

Estos dispositivos han permitido que durante el pasado año se hiciese en la sanidad pública de Castilla y León un total de 950 informes específicos sobre riesgos en determinadas unidades, junto a más de 8.200 reconocimientos laborales y más de 8.000 vacunaciones.

 

En cuanto a las vacunaciones, el responsable de Sanidad en Castilla y León ha lamentado que solo el 30 por ciento del personal de este ámbito decidiese optar por este medio de prevención de contagio.