Los salmantinos rompen la tendencia española y viven más hasta alcanzar los 83,6 años de media

Las mujeres  siguen siendo de las más longevas de España con una esperanza de vida de 86,7 años en el ejercicio 2011.

Casi dos años de diferencia; ésa es la distancia que separa a la esperanza de vida de España a la de la provincia de Salamanca, en favor de esta última, claro. Así, los españoles viven una media de 81,87 años por los 83,6 de los salmantinos, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) del año 2011.

 

Los datos reflejan además que Salamanca se desmarca de la tendencia bajista de España en longevidad ya que desde 2008 presenta datos positivos en este marcador demográfico, siendo las mujeres de esta provincia de las que más viven de España con una media de 86,7 años, rompiendo cualquier registro.

 

No hay que olvidar que la esperanza de vida al nacimiento (se establece para los bebés de cada año) se fija teniendo en cuenta las pautas de mortalidad (cuántas personas mueren en cada tramo de edad) y da por hecho que se mantendrá esa pauta durante toda la existencia del recién nacido. Está considerado como un reflejo de la salud y del bienestar de una población en concreto.

 

Por ello, mientras que España experimentó un descenso de unas décimas entre 2010 y 2011, Salamanca experimentó  un leve crecimiento de dos décimas, pasando de una media de 83,43 años a los 83,68 del ejercicio 2011. Además, la distancia entre hombres y mujeres se hace latente en este indicador, ya que en el último ejercicio del que se tienen datos, 2011, la esperanza de vida en hombres era de 80,5 años por los 86,7 de las mujeres, mientras que en el conjunto de España, los hombres vivían 78,87 años por los 84,82 de las mujeres.

Observando la evolución de los datos, desde 1991, este indicador ha variado en una proporción muy alta en positivo para Salamanca ya que hace 20 años, la esperanza de vida para los hombres era de 75,3 años y para las mujeres de 81,7, para una media de 78,5, mientras que en la actualidad esa cifra se ha disparado hasta los 83,6 años, cinco más.

 

En el medio de esas cifras está el año 2001, cuando la media de edad de hombres y mujeres era de 81,4 años, siguiendo con esa tendencia positiva, acumulando once años con datos positivos, uno con el signo igual y el resto, siete, con registros negativos.

 

¿Los motivos? Los expertos no se explican el descenso de la esperanza de vida en España porque los datos de un año no son significativos y no significan una tendencia, que es Salamanca se rompe al alza, viviendo más ¿y mejor?