Los salmantinos, los terceros que más 'se murieron' de Castilla y León en 2013

Las cifras oficiales indican que de las 27.507 muertes que se produjeron en la Comunidad en 2013, 3.792 correspondieron a la provincia de Salamanca.

La tasa de mortalidad cayó un 4,1 por ciento en la comunidad autónoma de Castilla y León a lo largo de 2013 y se situó en un total de 590,2 casos por cada 100.000 habitantes en términos estandarizados, el segundo más bajo del país tras Madrid, con 556,7, según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística y recogidos por Europa Press.

  

Se trata además de la cuarta menor caída de la tasa de mortalidad del país (en Navarra cayó un 2,5 por ciento, en Melilla un 3,2 por ciento y en Galicia un 3,6 por ciento) con un aumento sólo en el caso de Ceuta, con un 5,3 por ciento. En España la mortalidad en términos estandarizados bajó un 5,5 por ciento.

  

No obstante esta misma encuesta sitúa a Castilla y León como la tercera comunidad autónoma, tras Asturias (1.196,9) y Galicia (1.105,4) con mayor tasa bruta de fallecidos por cada 100.000 habitantes en 2013 con un total de 1.097,5 casos mientras que las tasas más bajas se presentaron en las ciudades autónomas de Melilla (551,1) y Ceuta (628,4) y en  Canarias (646,0) y Madrid (663,1).

  

Según concluye el INE, las tasas brutas de mortalidad fueron más elevadas en los territorios envejecidos "ya que hay más defunciones por el efecto de la estructura de edad", por lo que para corregirlo se calculan las tasas estandarizadas que representan la mortalidad de la comunidad autónoma si todas tuvieran la misma composición por edad y que en el caso de Castilla y León da esos 590,2 casos.

  

En total,  en el año 2013 se produjeron en Castilla y León 27.507 muertes, de las que 14.108 fueron de hombres y 13.399 de mujeres. Por provincias, 2.064 se contabilizaron en Ávila; 3.754 en Burgos;  5.855 en León; 2.025 en Palencia; 3.792 en Salamanca; 1.681 en Segovia;  1.065 en Soria; 4.585 en Valladolid y 2.686 en Zamora.

  

Las enfermedades del sistema circulatorio fueron la principal causa de muerte en Castilla y León, con 330,8 casos por cada 100.000 habitantes, como en el resto de las comunidades autónomas excepto en Canarias, Cantabria, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Foral de Navarra y País Vasco, en las que fueron los tumores con 322,5 casos en Castilla y León.

  

Por edades, en 2013 perdieron la vida 56 menores de un año, 26 de 1 a 14 años, 98 de 15 a 29 años, 172 de 30 a 39 años, 185 de 40 a 44 años, 338 de 45 a 49 años, 563 de 50 a 54 años, 729 de 55 a 59 años, 1.000 de 60 a 64 años, 1.361 de 65 a 69 años, 1.616 de 70 a 74 años, 2.980 de 75 a 79 años, 4.860 de 80 a 84 años, 6.253 de 85 a 89 años y 4.861 de 90 a 94 años con 2.409 defunciones de personas mayores de 95 años.

  

Por último, esta encuesta del INE sitúa el número de suicidios en Castilla y León en 210 casos, 164 por parte de hombres y 46 de mujeres.