Los salmantinos, entre los más longevos de todo el territorio nacional

La esperanza de vida de las mujeres es de 86,23 años y en los hombres 80,32, ambos por encima de la media nacional
Los ciudadanos de la capital y la provincia de Salamanca son de los más longevos del territorio nacional, según se desprende de los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De este modo, las mujeres sobrepasan con creces la media nacional, que es de 84,81 años, porque su esperanza de vida en el periodo enero-septiembre de 2011 asciende hasta los 86,23 años, muy por encima también de la de los hombres.

Éstos viven de media en Salamanca 80,32 años, superando también a la media nacional para su colectivo, que se sitúa en 78,81 años, con una evolución positiva con el paso de los años. Además, hombres y mujeres también están por encima del nivel de Castilla y León.

En el caso de las mujeres, ninguna provincia supera los 86,23 años de media en este periodo analizado y solo las mujeres burgalesas, con 86,08 años de vida se acercan a las salmantinas. Con los hombres ocurre algo similar, porque solo segovianos (80,79) y sorianos (80,67) superan a los habitantes de la provincia con 80,32 años de media de vida.

Por último, hay que destacar que con el paso de los años tanto mujeres como hombres aumentan su esperanza de vida en la comparación de datos desde 2009 hasta la actualidad. De hecho, las primeras han pasado de 85,84 años de media en 2009 a los 86,23 de la actualidad, mientras que los segundos han aumentado su longevidad desde los 80,10 años de 2009 a los 80,32 actuales.

La cifra de defunciones, equitativa
Por otro lado, y en lo que se refiere a los fallecidos en Salamanca, el porcentaje de hombres y mujeres es muy similar con una pequeña variación a favor de las mujeres cuyo cifra de mortandad es un poco menor que en los varones.

Así, en 2009 murieron en la provincia de Salamanca un total de 3.738 personas, de las que 1.889 eran hombres y 1.850 mujeres, mientras que en 2010 fallecieron 3.756 ciudadanos de los que 1.892 eran hombres y 1.864 mujeres. En la actualidad, entre los meses de enero y septiembre, la cifra de muertos alcanza los 2.846, con un reparto casi al 50 por ciento.

En el conjunto de España los datos son similares, teniendo en cuenta su proporción, ya que en 2010 fallecieron 395.612 personas, de las que 205.047 eran hombres y 190.564 mujeres.