Los salmantinos, entre el enfado y la resignación por la subida del 13% del IBI

La subida es una suma del 10% aplicado por el gobierno central y el 3% por el municipal

 

Los salmantinos se debaten entre el enfado y la resignación por la subida del IBI del 13%, resultado de sumar el 10% que impone el Gobierno central y el 3% que sube el municipal.

De esta manera, Salamanca tiene, junto a Valladolid, el dudoso honor de ser la capital de la región donde el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) aumentará en una mayor proporción, con un 13%. Al comunicar esta decisión, el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, señaló que se trata de una medida que adecúa “el IBI a los tiempos actuales” tal y como, asegura, apuntó antes de las elecciones municipales.

En contra de esta medida se ha mostrado la Federación de Asociaciones de Vecinos de Salamanca (Fevesa), que ha anunciado que va a movilizar a las diferentes asociaciones de las capitales de la Comunidad para promover una reunión de cara a esta subida que consideran “injusta”, e incluso no descartan una protesta en la calle.