Los regantes instalarán un sistema de alarma en los pívots para recibir la señal de robo al instante

También se pondrán en contacto con la Guardia Civil para incrementar la la seguridad en la zona y evitar así robos y más pérdidas económicas.

La proliferación de robos en el campo ha puesto la voz de alarma entre los profesionales del sector agroganadero, que han decidido tomar cartas en el asunto con el fin de no seguir "perdiendo dinero a chorros" con cada robo o destrozo en los canales de regadío de la provincia de Salamanca.

 

Por ello, van a instalar un sistema parecido a una alarma de seguridad que avise a una central o al propio móvil del regantes en el momento en el que un pívot de riego comieence a ser desmatelado para robar el cobre. Lo mismo ocurre en los transformadores que enviarán la misma señal.

 

Uno de los agricultores que va a emplear este sistema es Juan Manuel Redero, productos de la zona de Las Villas, donde los robos están casi a la orden del día. "La única opción que tenemosm para no perder más dinero es implantar este sistema, aunque también nos supone un desembolso económico, pero por lo menos paliamos los daños", destaca.

 

Este sistema va implantado dentro de los propios cables para detectar el momento en el que los autores materiales de los robos sustraen el coble del interior de los mismos, lanzando una señal de aviso instantánea.

 

Y es que Redero ha sufrido recientemente un nuevo robo en el que los destrozos le han causado pérdidas por valor de más de 3.000 euros, y no es la única vez que algo así le ha ocurrido. La implantación de este sistema ronda los 800 euros por cada pívot, ya que las alarmas se colocarán en aquellos más conflictivos o de manera aleatoria.

 

Más regantes que se han sumado a esta iniciativa son los afectados del canal de Villoria que han sufrido dos robos en la última semana y que ya no aguantan más, y así lo indicó el presidente de este colectivo, Jesús Barbero. "Es una de las soluciones posibles porque aunque nos cueste dinero tenemos que hacerlo para evitar este tipo de sucesos. Son demasiados ya y al final siempre lo pagamos los agricultores", indica.

Noticias relacionadas