Los regantes de Villoria sufren un 'nuevo golpe' con el robo de más de 1.200 metros de cobre

El suceso tuvo lugar en el sector cuatro del canal de Villoria en una de las centrales que la CHD tienen en la zona. El destrozo ya ha sido reparado por los operarios.

Los 'amigos de lo ajeno' han vuelto a hacer de las suyas en el mismo lugar: el canal de regantes de Villoria. Así lo ha confirmado el propio presidente de este colectivo, Jesús Barbero, quien ha afirmado con rotundidad que más que los daños económicos "muy importantes y aún por cuantificar, este suceso nos retrasa la campaña de riego porque el calor de estos días es agobiante y los cultivos pueden verse muy perjudicados".

 

No obstante, los operarios han trabajado a marchas forzadas y ya se ha reparado todo el destrozo que se efectuó en la zona como consecuencia del robo de cobre.

 

En esta ocasión, el robo perpetrado ha consistido en más de 1.200 metros de cobre, con el desmantelamiento de una gran parte del canal de riego y de algunos de los transformadores del mismo, en un suceso que ocurrió en la madrugada del martes al miércoles "pasadas las 01.00 horas porque a esa hora estuvimos por la zona y no había nadie", destaca Barbero.

 

Y es que los autores materiales de los hechos son perfectos conocedores de todos los mecanismos de los canales y poseen grandes conocimientos de electricidad que les llevan a demantelar transformadores y sustraer cables de los pívots de riego sin la necesidad de contar con la luz del día, ya que todos los robos se ejecutan por la noche.

 

Po el momento, los agricultores de la zona, con la ayuda de personal de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), no han valorado los daños económicos pero son muy abultados, "aunque peor es perder horas de riego en unas jornadas con tanto calor que pueden provocar pérdidas a los productores. Eso es lo que más nos preocupa porque nosotros pagamos todo. Somos unos paganos..", indica Jesús Babero, que agradece la labor de la CHD que acudió con rapidez para solucionar lo antes posible este destrozo.

 

Y es que el pasado domingo, en el mismo canal de riego se produjo un robo que también provocó cuantiosos daños valorados en más de 20.000 euros por otro robo que provocó numerosos daños a los agricultores.

 

Ahora, los productores no descartan tomar medidas por su cuenta e iniciar, como ocurriera hace varios años, patrullas de vigilancia cada noche o solicitar a la Guardia Civil que incremente la vigilancia en la zona.

Noticias relacionadas