Los rectores afirman que los fondos públicos para la Universidad “no son suficientes”

Los rectores de las universidades públicas de Castilla y León aseguran que el dinero que las administraciones públicas dedican a estas instituciones “no es suficiente”, debido principalmente a los esfuerzos que ha obligado la adaptación al Nuevo Espacio Europeo de Enseñanza y recuerdan que todo el proceso se ha realizado “a coste cero”.
ICAL

Al mismo tiempo, consideran prioritario que el nuevo modelo de financiación universitaria cubra, además de los gastos de personal, los de funcionamiento de las instituciones, mientras que la tercera patadel modelo debe contener alguna variable competitiva para conseguir más fondos mediante el cumplimiento de objetivos.

Así lo señalaron los rectores de Burgos, Alfonso Murillo; León, José Ángel Hermida; Salamanca, Daniel Hernández; y Valladolid, Marcos Sacristán, quienes participaron en Los Desayunos de la Agencia Ical. Todos coincidieron en señalar que para ofrecer un buen servicio público son necesarios recursos económicos porque, de lo contrario, no se las podrá pedir “excelencia”, como señaló el rector de Burgos.
“Para ser excelentes tenemos que tener recursos”, apostilló Murillo, quien reconoció que su Universidad tiene “serios problemas” por lo que han tenido que plantear un “regimen de austeridad constante”. “Hay que hacer un enorme esfuerzo por mantener la calidad, pero es muy difícil hacerlo en esas condiciones económicas”, añadió el rector de la Universidad de Valladolid, Marcos Sacristán. Del otro lado, su homólogo en Salamanca, Daniel Hernández, aludió al contexto de crisis económica y recordó que “la universidad no es ni puede pretender ser una isla en esta situación”.

Además, rememoró que ha habido épocas en las que la universidad ha estado peor financiada, de ahí las grandes deudas que arrastran las universidades públicas de la Comunidad, excepto la de Valladolid. No obstante, Hernández consideró que resolver la financiación es “una cuestión prioritaria” porque, de lo contrario, “se desestabiliza la Universidad”. El rector de Salamanca quiso dejar claro que los rectores no son “mendicantes” y reconoció que algunas universidades “no se han caracterizado por hacer un uso muy razonable de los recursos”, algo en lo que coincidió el titular de León.