Los recortes de las ayudas del Parque Natural ahogan a los ayuntamientos

Explicaciones. La Junta afirma que las disminuciones vienen motivadas por la crisis.
LORENA LAGO

La Junta de Castilla y León reunió ayer a los primeros ediles de los ayuntamientos que componen la Casa del Parque con la intención de explicarles el motivo de la disminución de las ayudas ZIS (Zonas de Influencia Socioeconómica) a la que se verán sometidos para el bienio 2010-2011. Según confirmó el director del Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia, Juan Carlos Velasco, el recorte viene marcado por la actual situación de crisis que todas las instituciones están atravesando y que de forma inevitable también ha afectado a esta entidad.

Las explicaciones ofrecidas por los principales responsables tanto de la Junta como de la propia Casa del Parque se antojan, sin embargo, insuficientes para algunos alcaldes que se mostraban ayer indignados por haber conocido la noticia “demasiado tarde, cuando el rumor estaba en la calle desde hace meses, y decidido por la Administración regional desde el pasado 2009”.

De este modo, el horizonte se vislumbra oscuro para todos, pero especialmente negro para tres municipios serranos, Nava de Francia, El Cabaco y Mogarraz, que tendrán que hacer frente no sólo a la disminución de las ayudas, sino al pago inmediato de unas obras que, en su caso, ya están ejecutadas. El primero de estos consistorios, Nava de Francia, destinó las ayudas ZIS al cambio y adaptación de la red de aguas, una obra que ascendió a un total de 25.000 euros y que ahora sólo recibirá 20.000 euros. Esta situación, como explicó su alcalde, Julián Cerdeira, “nos obliga a buscar nuevas subvenciones que no sabemos de dónde vamos a sacar para no vernos con el agua al cuello porque además tiene que ser inmediata”. La indignación es mayor para este regidor serrano que explica que “nos aventuramos a hacer las obras pues no sólo estaban aprobadas, sino certificadas por la propia Junta”.

El caso de Mogarraz es muy similar a éste. El recorte de las ayudas obligará a su equipo de Gobierno a buscar financiación para pagar un cambio de tuberías que la alcaldesa, Concha Hernández, ha calificado como “obligado por los continuos hedores y por el afeamiento que producía en la ruta del Camino del Agua que frecuentan tantos visitantes”. Así, Mogarraz también verá disminuido en 5.000 euros el presupuesto pactado en principio, una situación que lo coloca “al límite porque se une a otros proyectos en los que estamos inmersos y que tenemos que pagar de forma inmediata”.

A las protestas de estos municipios se unen las de otros como San Martín del Castañar y La Alberca, que dejarán de ejecutar o retrasarán proyectos que también consideran de vital importancia. Así lo explicó el primer edil de San Martín, Alfonso Calvo, quien manifestó sentir “lástima por pertenecer a una zona como ésta para la que se comprometen ayudas que acaban convirtiéndose en palabras que no sirven para nada”. A este respecto, lamentó “la postura que tenemos que tomar porque encima nos tenemos que resignar por ser municipios pequeños y con mucha necesidad”.

La financiación local
El regidor albercano, Santiago Martín, quiso incidir por su parte en que “al final cuando se producen recortes los más perjudicados somos los ayuntamientos”. En este sentido, hizo un llamamiento a las administraciones “porque el problema de fondo de todo esto es la financiación local, una cuestión que sería necesario abordar para que los consistorios pudiéramos de una vez conseguir una financiación autónoma que nos permitiera correr con nuestros propios gastos”.

Aunque era un secreto a voces que los recortes por la crisis que se han producido en otras partidas también llegarían a estas ayudas, no es menos cierto que esta disminución hace especial daño a unos consistorios cuyas obras dependen en la mayoría de ocasiones de estas subvenciones.