Los propietarios de Audi en Salamanca siguen esperando reparaciones un año después del 'escándalo VW'

Noticia10343h detail

Propietarios de vehículos Audi en Salamanca siguen recibiendo todavía cartas de la DGT y la marca en las que les anuncian la llamada a revisión, pero un año después de estallar el escándalo no se les han hecho los ajustes necesarios.

Los propietarios de vehículos Audi en la provincia de Salamanca siguen esperando una llamada de sus concesionarios para poner solución al exceso de emisiones destapado en el 'escándalo Volkswagen'. Un año después que que saltara a la luz que el grupo automovilístico alemán, propietario de VW, Audi, Seat y Skoda, había instalado un software para falsear el nivel de emisiones de muchos de sus coches, todo lo que tienen es una carta de la DGT avisándoles de que la marca se pondrá en contacto con ellos, pero nada de las reparaciones prometidas.

 

En España se han comercializado unos 700.000 vehículos afectados por el software falso que el grupo VW puso en varios de sus motores diésel para declarar un nivel más bajo de emisiones del que ofrecían en realidad. En total, 8,5 millones de vehículos están afectados en Europa (2,1 millones de la marca Audi), y hasta 11 en todo el mundo, y el escándalo le está costando importantes cantidades en pleitos en EEUU, donde ha tenido que compensar económicamente a todos y cada uno de los propietarios de cada uno de los coches que ha vendido. Sin embargo, en España el asunto no ha seguido los mismos derroteros.

 

Nada más conocerse el escándalo, el grupo VW anunció que llamaría a revisión a todos los afectados para cambiar el software y hacer las reparaciones necesarias; en el caso de los motores 2.0 y 1.2 bastaba con una reprogramación, pero los 1.6 necesitan la instalación de nuevas piezas. En enero pasado se anunció la llamada inmediata a revisión a los primeros propietarios, reparación que corre a cargo de la marca, pero el calendario no ha sido riguroso. En España se inició en marzo, y al final, en abril pasado se tenía que llamar a los propietarios de Audi A4, A5 y Q5 y los Seat Exeo con motores 2.0; después se llamó a los propietario de VW Golf; y en junio a los VW EOS, Passat, Passat CC, Tiguan y Cady.

 

Sin embargo, y mientras todos los SEAT afectados ya han pasado revisión, los propietarios de Audi siguen recibiendo cartas informativas como la que un afectado en Salamanca ha dado a conocer a TRIBUNA. Propietario que todavía no ha sido citado para hacer las operaciones comprometidas para que su vehículo cuente con unos valores de emisiones conformes con los de la homologación.

 

Los coches son legales para circular y tras el cambio no pierden prestaciones ni gastan más, pero la situación no satisface a muchos usuarios y también ha generado movimiento en las asociaciones de consumidores. Facua, la más activa, califica esta situación como "un fraude que no sólo representa un engaño a los consumidores, sino graves perjuicios medioambientales y también sanitarios, con sus consiguientes impactos económicos". Lamenta "la actitud sumisa y cobarde frente a Volkswagen por parte de los sucesivos ministros de Industria, Sanidad y Medio Ambiente" y denuncia que un año después no se ha resuelto nada. Ha liderado una plataforma con 43.000 afectados y 6.000 de ellos respaldan una acción penal en los juzgados.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: