Los profesionales salmantinos reciben 1,3 millones para los 53 expedientes de modernización pendientes

La Consejería efectúa el pago de 15 millones de euros en ayudas a este apartado

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha recibido la distinción "Pino de Plata" de la Fiesta de los Gabarreros por la "importante labor que está desarrollando en la promoción y desarrollo de la Región".

Durante su intervención de agradecimiento, la consejera ha anunciado que el Gobierno regional va a efectuar el pago de más de 15 millones de euros en concepto de ayudas a la modernización de explotaciones. Estas ayudas, en algunos casos cofinanciadas por el FEADER e incluidas en el Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León, permitirán a los agricultores y ganaderos adaptarse a las nuevas necesidades, optimizar recursos, ahorrar costes y conseguir una mayor rentabilidad de las explotaciones.

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha agradecido este galardón ya que supone "un estímulo" para seguir trabajando por el medio rural de Castilla y León. En su intervención, Clemente ha recordado la importancia del medio rural para la Comunidad ya que su peso económico es superior al resto de España y de Europa.

Productividad y competitividad
El aumento de la productividad y la competitividad de las explotaciones agrícolas y ganaderas de la Región, como ha explicado la consejera, es indispensable para conseguir que quienes desarrollan su actividad en el medio rural disfruten de una calidad de vida acorde con los tiempos que vivimos.

La consejera ha explicado que para lograr ese incremento de la productividad y la competitividad es fundamental invertir en la modernización de las explotaciones. Por ello, la Consejería de Agricultura y Ganadería está apoyando las inversiones en las explotaciones agrícolas y ganaderas, con el objetivo de ordenar y diversificar las producciones en función de las necesidades de mercado, reducir sus costes de producción y mejorar las condiciones de vida y trabajo.

Desde mañana, lunes 12 de marzo, como ha anunciado la consejera, el Gobierno regional efectuará el pago de 15.353.332 euros en concepto de ayudas a la modernización de explotaciones. En concreto se tramitarán pagos de 587 expedientes que corresponden a las siguientes líneas de ayudas:

Modernización de explotaciones agrícolas, destinadas a inversiones mediante planes de mejora. Estas ayudas buscan, entre otros objetivos, mejorar la eficiencia energética y la reducción de las emisiones de dióxido de carbono. Son subvencionables todas las inversiones necesarias en las explotaciones, especialmente, las inversiones vinculadas a la producción de vacuno de leche así como las inversiones destinadas a la producción de forraje para la alimentación del ganado de la explotación.La cuantía máxima de la ayuda es de un 50% sobre la inversión realizada, en las zonas desfavorecidas, y 40% en el resto.

Inversiones para el uso más eficiente del agua de riego.
Se ayuda con un máximo de un 30% de la inversión realizada, no superando los 60.000 euros en el caso de personas físicas o comunidades de bienes, y los 240.000 euros cuando se trate de personas jurídicas.

Primera instalación de agricultores jóvenes. Estas ayudas están destinadas a los agricultores jóvenes que realicen su primera instalación en una explotación agrícola o ganadera. Consiste en una prima por explotación cuya cuantía puede alcanzar los 40.000 euros.

Inversiones para prestación de servicio a terceros. Están dirigidas a la adquisición de maquinaria y equipos destinados a la prestación de servicios a terceros en la actividad agraria. La ayuda no superará el 30% de la inversión y no sobrepasará la cantidad de 50.000 euros cuando se trate de personas físicas, o de 200.000 euros cuando se trate de una explotación asociativa prioritaria o de una cooperativa agraria.

Inversiones colectivas.
Destinadas a los titulares de explotaciones agrarias y las agrupaciones y asociaciones de estos cuando realicen inversiones colectivas. Las ayudas consisten, para cada beneficiario, en una subvención de capital sobre su participación en la inversión total. La cuantía de la ayuda será como máximo el 50% de la inversión aprobada para las inversiones auxiliadas en zona de montaña y el 40% para las de zona desfavorecida.

Inversiones en obras de regadío y equipos de riego. Serán subvencionables las inversiones en obras de drenaje o equipo y las obras de regadío, cuando la actuación genere una reducción del uso de agua del 25% como mínimo. Los objetivos de esta medida son la reducción de los costes de producción, la mejora y reorientación de la producción y la mejora de la calidad.

Volumen total
El volumen de inversión objeto de ayuda será de 160.000 euros por explotación, cuando su titular sea una persona física o una comunidad de bienes. En el caso de titulares personas jurídicas, el límite máximo por explotación podrá multiplicarse por 4 como máximo, en función del número de socios agricultores profesionales. La ayuda máxima será de un 50% en las zonas desfavorecidas, y un 40% en el resto del territorio.

En total, en los últimos cinco años el Gobierno regional ha apoyado, dentro de este línea de ayudas, a 7.946 explotaciones que han generado una inversión de 443 millones de euros para los que se han concedido una ayuda de 243 millones de euros.