Los profesionales sacrifican madres y tostones por el elevado coste que supone cebar a los animales

El valor del pienso lastra el desarrollo de un sector que vende en origen incluso por debajo del precio de Lonja

El porcino ibérico sigue en crisis y eso hace que los ganaderos de la provincia de Salamanca tengan que sacrificar a madres y tostones ante el elevado coste que supone cebar a los cochinos por el precio que tiene fijado el pienso en la actualidad, en torno a 0,29 euros por cada kilogramo.

“Lo que se come un cerdo en pienso no se lo podemos sacar a un cerdo y así es muy complicado seguir en el negocio; por eso, nos vemos obligados a sacrificar madres y tostones, ya que el alza del cereal hace imposible cebar animales”, señala Celestino Martín, ganadero de la provincia.

Lo ideal para ambos sectores, el agrícola y el ganadero, sería que tanto el cereal como los cochinos tuvieron un precio en origen ajustado a la realidad en comparación con lo que cuesta producir, hecho que está demostrado no es así.

De hecho, según señalan algunos profesionales consultados por este diario, el valor al que venden los animales en origen en estos momentos es inferior al que marca el precio actual de la Lonja Provincial, situado en 1,25 euros por kilo para los cerdos de pienso en intensivo y 1,33 euros en extensivo, cifra menor en Salamanca.

Recuperando la estabilidad
No obstante, el sector del ibérico está recuperando la estabilidad, al menos en lo que a precio se refiere y acumula ya siete semanas con una repetición o subida del valor en la Lonja aunque ésta luego tarde más tiempo en llegar a los mercados y a las operaciones diarias entre productores e industriales.

Pero pese a esto, el precio actual de los cochinos de ibérico de pienso en intensivo es 0,46 euros menor por kilogramo que en el año 2007, justo el anterior al inicio de la crisis, ya que pasaron de los 1,71 euros a 1,19 en 2008 en el mes de febrero, para caer a un pozo de 1,03 euros en 2009 y recuperarse en 2010 y 2011 (1,45 euros y 1,54 euros) para terminar en los 1,35 euros por kilo de la actualidad.