Los profesionales de la seguridad privada celebran su día

Se reunieron en el hotel Alameda Palace para la entrega de distinciones honoríficas a profesionales del sector. El acto estuvo presidido por el Subdelegado del Gobierno, Javier Galán, que destacó su labor en la defensa de la libertad y la seguridad.

El acto dio comienzo con la entrega de distinciones honoríficas, a cargo de la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Salamanca, a empleados de empresas de seguridad privada como Provisa, Prosegur o Eulen (por citas algunas).

 

Posteriormente, Roberto García, director de Savia Detectives, fue el encargado este año de ofrecer el discurso en representación de sus compañeros de profesión. “Estamos orgullosos de la labor desempeñada y con la conciencia serena gracias al trabajo bien hecho”, sentenció. Así mismo, hizo entrega de sendas placas honoríficas en reconocimiento la labor desempeñada por la Unidad de Seguridad Privada de la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Salamanca y por el proyecto académico Ciencias de la Seguridad de la Universidad de Salamanca (que aglutina diversos títulos sobre seguridad, investigación y emergencias).

 

El acto estuvo presidido por el Subdelegado del Gobierno en Salamanca, Javier Galán Serrano, quien se alegró de que, por fin, el cuerpo policial y las empresas de seguridad privada cuenten con un día de reconocimiento y puesta en valor de su profesión. Galán Serrano ofreció palabras de agradecimiento hacia los asistentes y destacó que el compromiso de las empresas de seguridad privada en la “defensa de la libertad y la seguridad, los dos mayores valores de la sociedad”.  También incidió en el potencial de este tipo de empresas en la ampliación del sector servicios; según los últimos datos del Consejo Económico y Social comunicados por el subdelegado, estas empresas suman más de 95.000 efectivos con un volumen de negocio de 3.500 millones de euros anuales. Finalmente, Javier Galán, aprovechó para adelantar algunas de las medidas del proyecto de ley (consensuado por empresas, sindicatos, detectives, etc.) para sustituir a la actual Ley de Seguridad Privada de 1992 (reformada en varias ocasiones por diferentes reglamentos y órdenes ministeriales) con la finalidad de aportar mayor seguridad al ciudadano, adecuar la actuación de estos grupos profesionales al resto de países de la Unión Europea y conseguir la consideración de los profesionales de seguridad privada como agentes de la autoridad