Los problemas crecen

A la racha de resultados negativos que ha atascado a la UDS en la clasificación se le une una preocupante plaga de lesiones
Teresa Sánchez
Quien esperara que el cambio de año significaría un cambio de dinámica en la trayectoria marcada por el Salamanca en el pasado mes de diciembre se ha llevado un buen chasco porque el comienzo de este 2011 está suponiendo una auténtica carrera de obstáculos para el equipo blanquinegro. A las dos derrotas que ha tenido que sumar a la racha negativa de resultados –frente a Xerez y Cartagena–, le tiene que sumar una plaga de lesiones que merman significativamente a la plantilla blanquinegra.

Y es que en la casa del modesto los problemas cuando surgen no paran de crecer. El equipo blanquinegro, que ya contaba con la baja de larga duración de Samuel Galindo, regresó de las vacaciones de Navidad con José Ángel apartado del grupo por culpa de una lesión muscular y en el primer entrenamiento se quedó sin Quique Martín y Alex Goikoetxea, el primero con una microrrotura y el segundo con una contractura que le impidió estar ante el Xerez Deportivo. Precisamente en aquel encuentro se produjo otra lesión importante, la de José Moratón que estará lejos de los terrenos de juego por lo menos otras tres jornadas. Por si eso fuera poco Carlos cayó el pasado viernes también con una lesión muscular, y en una temporada en la que el Salamanca ya había perdido a un jugador para el centro del campo tan fundamental como Miguel, se une ahora que Endika ha tenido que se operado de una apendicitis que se le manifestó en pleno partido y que, tras la operación, necesitará un tiempo de reposo aproximado de un mes.

José Ángel le sustituyó ante el Cartagena y recayó de su lesión muscular. Cinco bajas seguras y la duda de si para esta semana podrá estar Quique Martín. Ahora sólo queda pedir que no caiga nadie más o Cano no tendrá más remedio que jugar con preferentes.