Los presupuestos y las ordenanzas irán a pleno el próximo día 28 de diciembre

El alcalde de Salamanca y el concejal de Hacienda.

Los grupos municipales ultiman las ordenanzas fiscales, que incorporarán por fuerza algunas propuestas de la oposición. Y está avanzada la negociación de presupuestos con un previsible voto a favor de Ciudadanos tras ver reflejadas sus peticiones del pacto programático.

El Ayuntamiento de Salamanca celebrará el próximo día 28 de diciembre un pleno trascendental por su contenido. Y es que está previsto que ese día formen parte del orden del día el proyecto de presupuestos y las ordenanzas fiscales, los dos documentos de mayor calado en la gestión económica de la ciudad y que ponen las bases en lo que será la relación entre el Ayuntamiento y sus vecinos durante 2016.

 

En el caso de los presupuestos, será su primer paso por el pleno de la corporación tras la 'tregua' tácita decretada para las Elecciones Generales. Aunque el alcalde Fernández Mañueco denunció en su día que la oposición haría uso político de la aprobación de presupuestos, al final ha sido el que ha ido demorando todos los plazos hasta posponer buena parte de la tramitación para después del 20D y no tensar la cuerda con el partido al que necesita para la aprobación, Ciudadanos. De hecho, tras el primer anuncio de negociar los presupuestos con la oposición el proceso ha sido muy lento: desde finales de octubre sólo un par de encuentros entre grupos, alguno de ellos muy corto.

 

Además, la negociación ha seguido de manera discreta y este mismo jueves PSOE, Ciudadanos y Ganemos han mantenido sendas reuniones de trabajo con el equipo de Gobierno del PP para analizar la evolución de los presupuestos en algunos casos, pero también para verificar la inclusión de compromisos que permitan un acuerdo. Este es el caso de Ciudadanos, que quiere comprobar la inclusión en presupuestos de los aspectos concretos marcados en el acuerdo programático por el que dieron la alcaldía a Fernández Mañueco. 

 

 

LISTO PARA EL 'SÍ' DE CIUDADANOS

 

Ciudadanos marcó una serie de líneas rojas para apoyar el presupuesto del PP, que se resumen en una y muy clara: "Queremos ver reflejado el pacto programático en partidas", dijo su portavoz, Alejandro González. La conciliación, la inserción laboral de los jóvenes, el alquiler de vivienda, más presupuesto para teleasistencia, un plan de rehabilitación del casco histórico, recuperar el contacto con la Universidad, plantilla adecuada en Policía Local y Bomberos, conexión con carril bici con las localidades del alfoz, el cuerpo de Protección Civil... Como hacer un sitio en las cuentas a la mayoría no ha sido un problema, todo apunta a que C's dará al PP el voto a favor que necesitan.

 

En este sentido, el resto de grupos también negocian la inclusión de modificaciones en el presupuesto, aunque el PP se resiste a hacer muchos cambios y ha puesto como condición el equilibrio presupuestario: que lo que se incorpore no descuadre las cuentas. No parece fácil, en todo caso, que se aprueben muchas enmiendas.

 

 

ORDENANZAS FISCALES

 

En cuanto a las ordenanzas fiscales, antes de llegar a pleno para su aprobación definitiva también se está produciendo una negociación. Todos los grupos presentaron alegaciones y algunas se están teniendo en cuenta, entre otras cosas, porque hay acuerdo. Así, cuestiones como las bonificaciones de tarifa de La Aldehuela o el nuevo bonobús válido para usar el sistema de préstamo de bicicletas, propuestas ambas de PSOE, gustan también al resto de la oposición y lo normal es que se incluyan.

 

Para ello, se celebrará antes una comisión de Hacienda a la que irá el dictamen de las ordenanzas fiscales. Previsiblemente, será la semana que viene o la próxima, ya después de las elecciones. Ese dictamen que debe salir de la comisión informativa, y que no es posible sin la conformidad de la oposición, es lo que deberá someterse a aprobación definitiva en el pleno del día 28 de diciembre.