Los Presupuestos suponen “la absoluta demolición del estado del bienestar”

Contemplan una inversión nueva por habitante de 150 euros en Salamanca cuando la media nacional se sitúa por encima de los 300 euros
El PSOE de Salamanca ha criticado los Presupuestos Generales del Estado que defiende el Gobierno para 2013 porque son “la absoluta demolición del estado del bienestar” y porque “no piensan en las personas que más sufren y que peor lo están pasando”.

Así lo han indicado el diputado nacional del PSOE por Salamanca Jesús Caldera, la senadora socialista Elena Diego y el secretario provincial del PSOE, Fernando Pablos, en una rueda de prensa que ha tenido lugar este lunes en la sede del Partido en la capital salmantina.

Caldera ha destacado que “no sirven para las necesidades del país”, carecen de “estímulos” para la reactivación económica y para la creación de empleo, son “irreales” porque no se van a alcanzar los incrementos en recaudación de IVA e IRPF marcados en el documento y “ocultan información”.

Más allá de posibles modificaciones posteriores o nuevos anuncios, que según Caldera llegarán una vez hayan pasado las próximas elecciones en Galicia, País Vasco o Cataluña, ha dicho que son negativos especialmente para provincias como Salamanca.

En este sentido, ha destacado que contemplan una media de inversión nueva por habitante de 150 euros en Salamanca cuando la media nacional se sitúa por encima de los 300 euros, siendo “la inversión más baja en los últimos 30 años”.

Por su parte, Fernando Pablos ha criticado que no contemplen partidas para el Museo de Arquitectura y para el acceso Norte a la ciudad de Salamanca, dejando a la provincia sin unas cantidades que ayudarían a su progreso y a la creación de empleo.

Además, ha dicho que, salvo la electrificación de la línea férrea hasta Medina del Campo, el resto de proyectos contemplados tienen unas cantidades que son “simbólicas” y ha recordado las cantidades comprometidas con el Centro del Láser, del que ha dicho que es “fundamental” para el futuro de Salamanca.

La senadora Elena Diego ha insistido en que las cuentas son “insensibles” con los problemas que están pasando las familias y que supondrán “la absoluta demolición del estado del bienestar”.