Los presupuestos de la Diputación, la "chapuza" de un presidente "que deja de lado la provincia"

Los diputados socialista Martín del Molino y Carmen García Romero. Foto: F. Oliva

El PSOE carga con dureza contra los presupuestos de la Diputación presentados por Javier Iglesias, que califican de "chapuza" de un presidente que "deja de lado la provincia" para dedicarse a cuestiones personales. Votarán en contra y lamentan la caótica tramitación.

El grupo socialista en la Diputación de Salamanca ha empezado con fuerza el año y no ha escatimado en críticas a los presupuestos presentados hace unos días por Javier Iglesias. Unas cuentas que llegan tarde, que obligan a prorrogar los presupuestos de 2015 a pesar de que el PP gobierna en mayoría y que traen la sorpresa de una reestructuración de personal hecha a medida del equipo de Gobierno y de empleados afines. Así se pueden definir tras conocer su caótica tramitación y así lo estima el PSOE, que ha sido muy duro esta mañana en su valoración.

 

De entrada, la portavoz socialista, Carmen García Romero, ha dejado claro que el equipo de Gobierno ha convocado para este viernes una comisión informativa de Hacienda para tratar los presupuestos, pese a que no ha facilitado toda la documentación preceptiva a la oposición. Al grupo socialista le faltan la memoria de presupuestos, los informes de intervención y secretario, el presupuesto de los organismos autónomos... y cinco minutos antes de su rueda de prensa de las 11.00 horas les había llegado el capítulo de personal, que se anuncia polémico.

 

García Romero ha asegurado que el presidente Javier Iglesias y la diputada Chabela de la Torre "vendieron a bombo y platillo" los presupuestos hace unos días pero que lo que presentan supone "otro año de paralización" de la provincia y que ponen de manifiesto que "todos los proyectos y las apuestas que hizo el presidente en su investidura se quedan en el tintero". Como ejemplos ha puesto el supuesto nuevo plan de empleo de 2 millones de euros, que según el PSOE son en realidad 625.000; el resto se nutre de partidas para empleo no ejecutadas en 2014 y 2015 que suman 1,3 millones. Es decir, que aparentemente se apuesta por algo que no se hace.

 

El grupo socialista ha denunciado que la ejecución presupuestaria, es decir, lo que efectivamente se ha gastado según lo previsto, no supera el 55% y que durante 2015 se hicieron 22 modificaciones sobre la marcha al presupuesto presentado. Por todo ello, García Romero ha calificado los presupuestos como una "chapuza" que no va a arreglar nada en la provincia y ha añadido que "es un presupuesto que igual que el presidente deja de lado la provincia para dedicarse a cuestiones de índole personal".

 

El diputado Francisco Martín del Molino ha insistido en esta idea. "Año nuevo, la misma chapuza, la misma incompetencia, sólo palabras", ha dicho el veterano diputado que ha puesto en acento en el "desastre" de la tramitación de los presupuestos, que llegan después de los que muchos ayuntamientos cuando debieran aprobarse antes.

Noticias relacionadas