Los preferentistas advierten que el arbitraje del FROB no garantiza más del 20% de lo invertido

Manifestación de afectados por las preferentes de Ceiss.

Calculan que este será el porcentaje en metálico que se podrá recuperar si se acude al arbitraje porque el canje por acciones de Unicaja y los intereses ya cobrados se consideran parte de la indemnización. Critican que el FROB quiera liquidar con 200 millones los 1.250 estafados.

Las primeras horas de vigencia de la oferta que Unicaja ya ha hecho efectiva a los preferentistas de Ceiss no han cambiado el parecer que las plataformas de afectados tienen sobre el proceso. Así se desprende de las últimas reuniones de afectados, donde los asistentes se consideran partidarios de acudir a los juzgados y desestimar el canje y el arbitraje por las exigencias que supone.

 

Según los responsables de la plataforma de afectados en Salamanca, las condicones del arbitraje y el canje no son más que una trampa para los preferentistas. Así lo considera su responsable en Salamanca, Luis Arraz, que cifra en un 20% de lo invertido la indemnización en metálico que se puede percibir si se acude al arbitraje que ofrece el FROB. Hay que recordar que el fondo de reestructuración ha ofrecido un sistema de mediación que, según explican, asegura hasta un 80% de lo atrapado en preferentes a los clientes que acudan a esta solución. Sin embargo, las cuentas de los preferentistas no son esas.

 

De entrada, el arbitraje obliga a acudir al canje, algo que la asociación de usuarios de banca Adicae denunciará porque cree que es irregular; los preferentistas podrían sumarse a esa denuncia. El FROB se compromete a asumir la devolución de las cantidades en el caso de que se determine que el cliente no fue bien informado y que suscribió preferentes o deuda subordinada sin saber lo que firmaba.

 

Sin embargo, el arbitraje incluye aceptar el canje que ofrece Unicaja, a razón de un título de la entidad malagueña por cada casi siete de los bonos que los preferentistas tienen de Ceiss. Y el valor que se da a las acciones de Unicaja se considera parte de la indemnización. También se cuentan los intereses recibidos, con lo que los preferentistas calculan que la indemnización en metálico no supera el 20% de lo perdido en muchos casos. Y eso si los expertos independientes contratados al efecto consideran la demanda del cliente, algo que no siempre ocurrirá: hay que cumplir una serie de requisitos y se priorizarán los casos de los que tienen menos de 10.000 euros en preferentes.

 

Las plataformas consideran que el FROB quiere zanjar la cuestión con 200 millones de euros, que es el coste que ha previsto para liquidar a los 30.000 preferentistas de Ceiss que, según cálculos del regulador, acudirán al arbitraje. Sin embargo, los más de 31.000 afectados por esta polémica emisión de productos bancarios tienen dinero en preferentes y subordinadas de Ceiss por más de 1.250 millones de euros.

 

Las plataformas calculan que, si todos los afectados van a juicio y el 90% lo ganan, el FROB necesitaría no menos de 1.200 millones de euros para devolver lo invertido a todos los afectados. No obstante, consideran que no serán muchos lo que acudan al arbitraje y al canje.

 

No obstante, tampoco tienen claro que esto vaya a ser un obstáculo para la fusión. Unicaja se ha fijado que, para que la operación salga delante, hace falta un mínimo del 75% de titulares de bonos de Ceiss que acuda al canje. Sin embargo, no solo se ha liberado de esa obligación, sino que tiene a su favor para hacer cuentas a los titulares mayoristas de preferentes de Ceiss, inversones e instituciones que van a aceptar el canje de manera incondicional. Ellos recibirán acciones de Unicaja en lugar de bonos, con lo que probablemente podrán recuperar antes su dinero.