Los políticos no se mojan...