Los políticos, ni para salir a cenar

Si pudiese ir a cenar con un político, ¿a cual escogería? ¿Y qué le gustaría preguntarle?

Esas han sido las preguntas que hemos planteado a los salmantinos. Pocos aceptarían el encuentro y, de hacerlo, más que preguntas, tienen preparadas para nuestros mandatarios ciertas recomendaciones.