Los planes provinciales engordan el empleo en la construcción en Salamanca en año electoral

Imagen de la obra ejecutada en el recinto ferial de Salamanca (Foto: Félix Oliva)

Los datos del último año demuestran cómo la 'precampaña' electoral y el mayor gasto en planes provinciales tienen un efecto positivo pero irreal en un sector como el de la construcción en Salamanca con un descenso del 20% pese a ser empleos de corta duración.

El sector de la construcción se ha tomado un respiro en el último año en la provincia de Salamanca; al menos eso es lo que indican los datos oficiales del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) que revelan que entre abril de 2014 y marzo de 2015, en la provincia de Salamanca el desempleo en este sector ha bajado un 20%, pasando de 4.750 a 3.804 desempleados. Pero, ¿por qué?

 

No es oro todo lo que reluce, ni mucho menos, y es que tanto el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, como el alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, han iniciado la 'precampaña' electoral hace un año con una proliferación inaudita de obras en capital y provincia con el fin de que se ejecución final coincida con el periodo puramente electoral.


Así, el mayor incremento de los planes provinciales ha engordado el empleo y la contratación en la construcción, ya que en la capital salmantina el paro en este sector también ha disminuido un 19% al pasar de los 2.081 parados de abril de 2014, hasta los 1.693 del pasado mes de marzo.

 

Estos datos contrastan, por contra, con los del periodo agosto 2013 - marzo 2014, donde la diferencia se ve a simple vista. En este tramo, el desempleo en la capital salmantina en el sector de la construcción solo disminuyó en 47 personas (un 2,2%), mientras que en el ámbito provincial aumentó en 13 personas en ese mismo periodo.

 

A todo esto hay que sumarle, que este tipo de empleo es precario y con unas condiciones peores por la escasa duración de los contratos (seis meses como máximo) y nada que ver con el empleo de larga duración en un sector como éste.

 

Por tanto, la 'precampaña', que lleva ya un año en Salamanca, ha logrado engordar unas cifras que tienen los días contados al finalizar las obras que están en marcha.