Los periodistas salmantinos defienden su profesión para fortalecer la democracia

Denuncian que en los últimos cinco años casi 130 compañeros se han quedado sin trabajo.

Varias decenas de periodistas se han dado cita en la plaza del Liceo para reivindicar la dignidad de su profesión en el Día Internacional de la Libertad de Prensa.

 

Elena Martín, como presidenta de la Asociación Salmantina de Periodistas (ASPE), ha leído un comunicado en el que recordaba que "durante los últimos cinco años casi 130 periodistas que ejercían su profesión se han ido a la calle en Salamanca. Esta catastrófica y dramática destrucción de empleo tiene múltiples caras: la de quienes han sido despedidos, la de quienes han tenido que renunciar a su empleo, obligados por impagos reiterados, la de quienes estando de baja o en situación de excedencia, fueron despedidos y no recuperaron su trabajo, la de quienes hemos visto reducida nuestra jornada laboral hasta límites insultantes, víctimas de regulaciones de empleo", subrayaba a modo de denuncia.

 

Además, la periodista salmantina ha recordado cómo "el escaso empleo que se crea es, con demasiada frecuencia, de una extrema precariedad, en condiciones cercanas a la esclavitud".

 

Los periodistas han recordado que la "mordaza" que colocan a los profesionales es también la de toda la sociedad, por lo que todos deberían defender su derecho a estar informado. En este contexto, defendiendo la labor de los periodistas, se han acercado hasta la plaza del Liceo políticos como los socialistas Enrique Cabero, Fernando Pablos, José Luis Mateos o Joaquín Corona y Óscar Sánchez Alonso (UPyD), el secretario provincial del CCOO Emilio Pérez o el presidente de FEVESA, Chema Collados.

 

Por último, los periodistas solicitaron "que la defensa de la libertad de expresión incluye la defensa de unas condiciones dignas de trabajo y de la igualdad salarial entre hombres y mujeres. El reforzamiento de la campaña #GratisNoTrabajo, contra los empresarios y editores que quieren explotar a los periodistas con salarios humillantes o sin remuneración alguna es uno de nuestros compromisos principales", como aseguraron en el comunicado leído.

 

"Debemos exigir a los responsables públicos que rindan cuentas sobre sus decisiones y actividades. Su constante negativa a ofrecer explicaciones es una afrenta a la libertad de expresión y, sobre todo, al derecho de información de los ciudadanos, que tienen derecho a saber por qué se toman y qué consecuencias tendrán en sus vidas las medidas para afrontar esta durísima crisis", añadieron.

 

"La mejor contribución que los periodistas podemos hacer al fortalecimiento de la libertad de expresión es intentar hacer un trabajo digno, honesto y de calidad y mantener una conducta ética intachable. En este Día Mundial de la Libertad de Prensa, la ASPE reitera: Sin periodistas no hay periodismo, sin periodismo no hay democracia", concluyeron.