Los padres suministraban a Asunta sedantes desde hacía bastante tiempo

Confirmado por el análisis toxicológico. 

El informe de toxicología remitido al Juzgado de Instrucción Número 2 de Santiago sobre el análisis efectuado a pelos de la niña Asunta Basterra Porto ha revelado que a la menor se le habían administrado fármacos sedantes desde hacía un largo periodo de tiempo.

 

Así lo han confirmado fuentes consultadas por Europa Press, que han comentado que a la niña se le habían administrado fármacos sedantes desde hacía bastante tiempo.

 

Antes de concluirse este informe, análisis toxicológicos realizados al cuerpo de la niña Asunta Basterra Porto habían revelado que la menor había ingerido una dosis alta de un fármaco del grupo de los ansiolíticos.

 

En concreto, análisis reflejaban que la menor tenía 0,68 microgramos por mililitro de sangre de una sustancia del grupo de las benzodiazepinas que se correspondería con lorazepam, una dosis que se considera alta para una menor de 12 años.

 

El lorazepam es un fármaco perteneciente al grupo de las benzodiazepinas de alta potencia y como tal es ansiolítico, sedante, relajante muscular, anticonvulsionante y amnesiante. Según ha trascendido, la madre de Asunta se medicaba para crisis de ansiedad y estrés.