Los "opositores indignados", convencidos del fraude

Se manifestaron frente al Rectorado por unas oposiciones justas. Aseguran que el examen estaba hecho para "un determinado grupo de personas" y apuntan a UGT.

Los opositores indignados por el examen para Auxiliar Administrativo de la Universidad de Salamanca celebrado el 27 de septiembre se manifestaron la mañana del lunes frente al Rectorado al grito de "oposiciones justas".

 

Los manifestantes reclamaron la impugnación del examen en el que unas 5.000 personas de toda España optaban a conseguir una de las 30 plazas disponibles. Afirman estar "convencidos" de que se han producido irregularidades en un examen en el que había "muchas preguntas totalmente fuera de temario". Así, aseguran que el examen estaba hecho para un "determinado grupo de personas", ya que la gente que obtuvo puntuaciones altas no pudo hacerlo por "ciencia infusa".

 

 

Según afirmó Rosa Sánchez, que actuó como portavoz de los afectados, están seguros de que "el presidente del tribunal forma parte de UGT". Sin embargo, el presidente abandonó el sindicato en 2010. "Creemos que lo hizo para poder hacer carrera en la Universidad de Salamanca, pero sigue ligado a la formación", sospechan.

 

Respecto a la respuesta institucional, Sánchez indicó que el rector "no dice nada, está completamente oculto", lo cual resulta "totalmente indignante". Por tanto seguirán movilizándose y prevén manifestarse de nuevo el día 31 con motivo de la apertura de cabeceras.

 

 

Así, según afirman, los opositores se encuentran muy activos en las redes sociales, aunque su presencia física en las manifestaciones es muy limitada debido a la dispersión geográfica de los afectados. "Somos de muchos lugares y organizar un movimiento como este significa pagar de tu bolsillo el venir hasta aquí a manifestarte, y mucha gente no puede".

 

Lo que temen es que si no se les hace caso, lleven el caso ante la justicia "y dentro de cinco años un tribunal nos dé la razón. ¿Y qué hacemos dentro de cinco años?", se lamentan. "Hay personas que han preparado estas oposiciones durante dos y tres años, han gastado dinero en academias y material, y ahora hacen esto. Se han reído de nosotros".

 

Los 'opositores indignados' al grito de "manos arriba, esto es un atraco" frente al rectorado.