Los olvidos de los presupuestos: torre de los Anaya, plan Tormes+, Mercado Central o centro de recepción de turistas

La torre de Los Anaya.

El Ayuntamiento no consigna ni un euro a proyectos tan importantes como Tormes+ (16 millones), la torre de los Anaya (1,5 millones) o el Mercado Central a pesar del apoyo de la corporación y de haber prometido actuaciones.

El proyecto de presupuestos del Ayuntamiento de Salamanca para 2016 deja de lado algunas de las iniciativas que se han pergeñado en los últimos meses y años, algunas de ellas estratégicas y prioritarias en los planes del equipo de Gobierno y otras exigidas por la oposición, pero que no han encontrado hueco en las cuentas.

 

El primer caso es el de la Torre de los Anaya. En octubre de 2014 el equipo de Gobierno se negó a llevar a cabo una actuación que frenara su deterioro, pero meses después fue una de sus propuestas electorales para las municipales. Fernández Mañueco planteó un centro cultural como proyecto "irrenunciable" y que se pondría en marcha aunque no hubiera ayudas institucionales. Iba a costar 1,5 millones, pero para 2016 no hay ni un euro. Según ha explicado el equipo de Gobierno, se harán estudios, pero no se ejecutará nada, al menos, hasta 2017.

 

Otro caso es el del plan Tormes+. Nacido como una apuesta integral por la rehabilitación urbana de los entornos del río, iba a afectar a sus barrios e incluye todo tipo de actuaciones: en total, unos 16 millones de euros para hacer huertos urbanos, carril bici, un centro de reinterpretación.... Sin embargo, no va a recibir ni un solo euro en 2016 a pesar de que se dijo que se iba a poner en marcha y está consensuado con la oposición. El motivo es que se va a presentar el proyecto a un programa de subvenciones ministeriales que no se resuelve hasta después de junio; si no hay dinero, se pueden coger partidas de otras inversiones para iniciar el proyecto. Mañueco se comprometió a hacerlo aunque no se lograran subvenciones.

 

También tiene el consenso del pleno un plan para apoyar al Mercado Central. El equipo de Gobierno ha insistido durante años en que quiere revitalizar el histórico mercado, pero la realidad es que la reforma la han pagado los empresarios y que la última iniciativa también es suya: un cambio en la normativa para poder montar 15 gastrobares que atraigan otro tipo de clientela. La oposición ha pedido, además, cambios en cristaleras y un plan de reactivación, pero no hay ni un euro en 2016 para ello. El cambio de normativa acaba de empezar a dar sus primeros pasos y todavía se demorará.

 

Tampoco se sabe nada del centro de recepción de turistas, una propuesta que ha rescatado el PSOE y que está entre las que ha pedido para valorar su postura en la votación de presupuestos. Sin embargo, no parece fácil porque el Ayuntamiento ya dio pasos para enterrar este proyecto y otro, el parking de Los Bandos.