Los olivareros de Ahigal, a la espera del proyecto de la balsa de regulación de riego

Otro de los planes hace referencia a la planta de transformación del 'alperujo'
Junto a este proyecto pionero, también se dictaminará la resolución al plan de creación de la planta de alpechín para la almazara de Ahigal. Esta iniciativa tiene gran importancia para el sector del aceite porque de aprobarse, supondría un sistema de regadío para 80 hectáreas en un entorno natural como son Las Arribes. “Este sistema usa el método por gravedad, puesto que el agua baja por sí sola a los olivares, tratándose del primer sistema de riego de este tipo en la montaña” señala Jesús Carballares, presidente de la asociación 'Oleum Vettonia', que engloba a profesionales de la zona. Además, para este proyecto, la concentración parcelaria es una ventaja al agrupar todas las tierras dedicadas al olivar.

Planta de Compostaje
El otro proyecto pendiente de aprobación hace referencia a la planta para el alpechín o alperujo, de modo que el subproducto restante de la extracción del aceite de las almazaras pueda usarse como abono para los olivares y otros cultivos, iniciativa que protege además el medio ambiente. Para este proceso, es necesario crear una planta de compostaje para aprovechar unos residuos que a algunas almazaras les cuesta dinero desprenderse de ellos. Así, las almazaras de las localidades de Ahigal de los Aceiteros, Aldeadávila, Villarino, Lagunilla y Sotoserrano están inmersas en este proyecto que está financiado con fondos del Ministerio gestionados por la Junta de Castilla y León.