Los ocho afectados por el brote de legionela se mantienen estables

La delegación de la Junta confirma que siguen ingresadas ocho personas y que el total de casos ha sido de once, tres de ellos ya dados de alta. La hipótesis, que contrajeron la bacteria en la calle y no en un lugar cerrado..

Ocho personas permanecen ingresadas a día de hoy en tratamiento por el brote de legionela que se detectó hace unos días en Salamanca. Los afectados están estables según fuentes de la delegación de la Junta de Castilla y León. En total, los casos contabilizados han sido once, aunque tres de ellos ya han sido dados de alta.

 

Según las fuentes consultadas, los casos registrados no guardan relación aparente, motivo por el cual las autoridades se decantan por la hipótesis de que la contaminación no se produjo en un recinto cerrado, sino que los afectados se contagiaron al respirar en la vía pública los vapores que transportan la bacteria.

 

El primer caso se dio el miércoles, pero hasta el viernes no se dio a conocer que la consejería de Sanidad investigaba un brote de legionela. Tras las primeras averiguaciones y tras el análisis de los primeros casos que llegaron a los centros hospitalarios, se comprobó que el origen era una torre de refrigeración que fue clausurada el lunes. La Junta no ha dado datos sobre la situación del foco de contaminación, salvo que se encuentra en el centro de la ciudad.