Los números apuntan hacia la sexta y vital victoria europea para Avenida

DOS SALIDAS. El equipo lituano se presenta como más accesible que Galatasaray en su feudo y hay que ganar al menos uno de los dos.
T. S. H.

La plantilla de Halcón Avenida partió anoche en otro de esos maratonianos viajes que le toca realizar por Europa para afrontar la séptima jornada de la fase previa y medirse al lituano Vici Aistes. Un adversario frente al que se busca la sexta victoria para mantenerse entre la elite europea y seguir manteniendo la esperanza de alcanzar la mejor posición posible cuando se forme el Top 16. El reto sigue estando en ganar ocho o nueve partidos al finalizar la liguilla y para conseguirlo parece vital arrancar el triunfo en la pista de un equipo lituano que empezó muy fuerte –venció en su casa a Spartak–, pero que se ha ido desinflando –aunque hay que tener en cuenta que ha jugado cuatro de sus seis partidos a domicilio y sólo dos en Lituania–.

Los números apuntan hacia una clara opción de que Avenida sume su sexta victoria puesto que supera a su adversario en casi todos los apartados estadísticos. Destacan los catorce puntos más que anota el equipo salmantino por encuentro, así como los cinco rebotes, aunque las lituanas presentan mejor capacidad reboteadora ofensiva. El peligro del Vici llega porque en este encuentro se juega el todo por el todo. Si pierde se queda sin opción alguna de clasificarse mientras que si gana, aunque tendría que hacerlo en el resto de partidos, aun tendría alguna opción.