Los nuevos contenedores del casco histórico, sin poner nueve meses después de la promesa de Mañueco

Imagen simbólica de contenedores

El grupo municipal socialista denuncia la falta de compromiso y palabra del alcalde con sus propias propuestas: anunció nuevos contenedores para el casco antiguo y nueve meses después no se sabe nada. Iban a costar 50.000 euros y tenían que estar puestos desde verano.

El grupo municipal socialista vuelve a denunciar el incumplimiento de las propuestas del alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, que no pone en marcha siquiera aquellas iniciativas que están anunciadas y presupuestadas. Es el caso de los nuevos contenedores para el casco antiguo, que fueron presentados a bombo y platillo en febrero de este año y de los que nada se sabe. Eso, a pesar de que se hizo una modificación presupuestaria para comprarlos, por más de 50.000 euros. Y de que estaba previsto que estuvieran instalads antes de verano, y antes de las elecciones municipales.

 

En el mes de marzo, el Pleno del Ayuntamiento de Salamanca aprobaba una modificación del contrato de gestión del servicio público de limpieza viaria y recogida de residuos urbanos para la adquisición de una partida de contenedores, modelo Big Bin de carga lateral, para incorporarlos al servicio de “Quita y Pon” en el centro y en el casco histórico de Salamanca y sustituir los ya existentes. Con la aprobación de esta modificación el equipo de gobierno encabezado por el señor Mañueco autorizó, a la empresa concesionaria de este servicio, la adquisición de estos nuevos contenedores, concretamente 54 unidades, y por lo que dicha empresa recibiría por parte de las arcas del Ayuntamiento para costear dicha operación un total de 51.065,10 euros exactamente.

 

Este es el modelo de contenedor que se va a instalar.

 

El equipo de gobierno municipal del PP presentaba incluso, un mes antes, concretamente el día 26 de febrero, esta medida mediante una comparecencia pública y convocatoria de prensa a todos los medios donde el Concejal de Medio Ambiente, además de anunciar la adquisición de estos nuevos contenedores para el casco histórico, se fotografiaba con uno de ellos. 

 

En dicha presentación, el equipo de gobierno del PP encabezado por Mañueco, además de justificar la compra de estos nuevos contenedores modelo Big Bin por sus características técnicas, su capacidad, facilidad y comodidad de uso y las mejoras estéticas que reducen el impacto visual, se compromete a que estén en servicio en más de una veintena de calles del centro y del casco histórico de la ciudad antes del pasado verano. De hecho, se anunció que se iban a pintar de un color que los mimetizara con los monumentos del casco histórico y se dio a conocer un modelo, el que ilustra esta información un poco más arriba.

 

Casi nueve meses después de esta presentación y la aprobación en Pleno de la sustitución de contenedores en el casco histórico por un importe de más de 51.000 euros de dinero público, y a pesar de la promesa por parte del señor Mañueco para su puesta en servicio antes del verano, nada de nada, a fecha de hoy, se sabe sobre esta cuestión. Un hecho que demuestra una vez más, la falta de compromiso del señor Mañueco y su equipo de gobierno para con la ciudad, el engaño que supone para los ciudadanos su programa y sus proyectos anunciados a bombo y platillo, el nulo cumplimiento de lo aprobado en los Plenos municipales, y la ausencia de diligencia en la gestión y falta de celo y vigilancia en el cumplimiento de los servicios públicos que se deben prestar y merecen los salmantinos.