Los nuevos chalecos de la Policía Local, a partir de 775 euros

Un policía local, con chaleco antibalas.

El Ayuntamiento publica el pliego de condiciones para comprar 200 unidades, las primeras para los agentes del cuerpo.

Los nuevos chalecos antibala y antipuñaladas de la Policía Local de Salamanca han salido a contratación por 775 euros la unidad, como precio de partida para las ofertas. El Ayuntamiento ha abierto el concurso para este contrato, y las empresas interesadas tendrán de plazo ocho días naturales a partir de la publicación del anuncio en el BOP para presentar ofertas.

 

Ahora habrá que ver cuántas empresas se presentan, ya que el pliego elaborado por el jefe de la Policía, José Manuel Fernández, suscitó dudas por estar aparentemente dirigido con condiciones muy específicas que podían limitar la concurrencia. Se efectuará tras la formalización del contrato, en un tiempo máximo de sesenta días desde la comunicación del tallaje, que se realizará en un plazo de diez días.

 

Los agentes de la Policía Local de Salamanca tendrán pronto entre su equipación 200 chalecos antibalas nuevos que va a adquirir el Ayuntamiento de Salamanca, los primeros del cuerpo en toda su historia ya que, hasta ahora, nunca se habían comprado como material oficial. 

 

Según el pliego de condiciones, el Ayuntamiento tiene previsto gastar 150.000 euros en la adquisición de 200 unidades, con un precio por unidad de 775 euros, de un modelo de chaleco antibalas y, más importante, anti punzón y antipuñaladas, una cuestión que se ha puesto por desgracia de actualidad por la herida de arma blanca que sufrió el pasado enero un agente en una intervención en el barrio de San Bernardo. Y también por otro caso similar de un agente salmantino de la Policía Nacional que salvó la vida por el chaleco antipuñaladas. La propuesta la ha informado el jefe de la Policía Local, pero la demanda es del cuerpo.

 

UN AÑO ESPERANDO

 

En enero de 2015, los sindicatos de la Policía Local registraron un escrito exigiendo que se dotara a todos los agentes de este tipo de chalecos. Fue en el comienzo de las agresiones integristas y cuando el Ministerio del Interior aquirió una millonaria partida para los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.