Los niños saharauis se despiden de sus familias salmantinas

Los pequeños que han pasado dos meses en la provincia charra regresan a su país entre el sábado y el lunes. 

La Diputación ha despedido oficialmente hoy 14 de agosto a los niños saharauis que han pasado dos meses en diferentes municipios salmantinos con sus respectivas familias de acogida. 

 

La Diputación Provincial colabora desde hace más de una década con la asociación  AMPUSABE, pagando el traslado para que los niños saharauis puedan venir a España durante la época estival y "puedan disfrutar de su otra familia".

 

Javier Iglesias, presidente de la Diputación, ha querido agracedecer a las familias el desprendimiento y vocación solidaria que muestran todos los años, y ha querido valorar el gran trabajo de las familias que acogen a  estos niños como si fueran sus hijos propios, dándoles aquellas necesidades de las que carecen en su vida diaria, como la asistencia sanitaria. 

 

Además, el presidente de la Diputación ha mostrado su interés en que la solución llegue pronto al pueblo saharaui y que estos niños que viven en campos de refugiados en unas condiciones no adecuadas puedan volver a la normalidad. 

 

Por su parte Urbano Sánchez, Secretario de AMPUSABE, ha trasladado a los asistentes las condiciones en las que los niños viven en los campos de refugiados y por lo que agradecen desde la asociación el gran esfuerzo que hacen acogiéndolos. También ha querido destacar que muchas familias se quedan sin poder vivir esta experiencia debido a la situación económica actual.

 

Finalmente, Sánchez ha querido agradecer la ayuda económica que por parte de la Diputación reciben para llevar a cabo el proyecto y ofrecer, por un tiempo limitado, unas mejores condiciones de vida a los niños.