Los niños exponen en el DA2

Exposición en el DA2 (Foto:F.Rivas)

Una treintena de menores expone sus obras artísticas en la exposición 'Érase una vez...'

Un total de 32 niños de entre cuatro y trece años expone hasta el 2 de noviembre en el Centro de Arte Contemporáneo DA2 de Salamanca, donde bajo el nombre de 'Érase una vez...' muestra dibujos, composiciones y relatos.

 

La exposición gira en torno a la temática de “contar historias” y alberga distintas piezas elaboradas por estos jóvenes durante su participación en 'El taller', que es una propuesta que, dirigida por el artista Alfredo Omaña y con la colaboración del también creador José María Beneitez, anima a los niños a dar sus primeros pasos en el mundo del arte.

 

Los visitantes podrán ver hasta el 2 de noviembre dibujos, lienzos y otras expresiones pictóricas de los menores, que van acompañados de cuentos sobre las paredes escritos por ellos y que salen a la luz sin una temática común, con el propósito de darles “libertad” para que puedan expresar en sus historias lo que quieran sin el corsé de un guión o una temática a seguir, ha explicado Alfredo Omaña.

 

El director de este proyecto y comisario de la muestra ha estado en la presentación de la muestra en el DA2 junto al director gerente de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, José Luis Barba, y el artista  José María Beneitez.

 

Los tres responsables han comprobado cómo ha quedado el montaje final de estas piezas, que van acompañadas también pequeñas composiciones sobre cajas de zapatos, que hacen las veces de escenario, y en las que los niños participantes han puesto en tres dimensiones las situaciones que recogen en sus cuentos expuestos.

 

Asimismo, 'Érase una vez...' cuenta con el aliciente añadido de mostrar en las mismas salas obras de dos artistas invitados. Uno de ellos es Albert Tsai Anteng, creador de Taiwan y que pasó varias jornadas con los niños, y la otra es la escritora Andrea Bernal, quien ha publicado recientemente un libro y quien fue asistente de uno de estos talleres cuando era una niña de diez años.