Los niños de Villares de la Reina disfrutan de una demostración de la Guardia Civil

Los niños de Villares de la Reina disfrutando de las enseñanzas de la Guardia Civil de Salamanca con una demostración.
Ver album

Deny, uno de los perros especializados en la deteccción de drogas dentro de la Guardia Civil, ha sido la delicia de los niños en la Escuela de Verano. Además, los más pequeños han podido acceder a los coches patrulla, las motos y utilizar los cascos y chalecos que utilizan los miembros del cuerpo. 

La Guardia Civil, apoyada por el Ministerio del Interior, ha estado con los niños de la Escuela de Verano de Villares de la Reina por segunda vez en una demostración para que "los niños pierdan el miedo ante la Guardia Civil, ya que no es la institución que era antes", según ha afirmado uno de los coordinadores de la institución. 

 

Los más pequeños han podido realizar todas las preguntas que han querido sobre su funcionamiento. La Guardia Civil ha encendido las sirenas y las luces de todos los coches patrulla para el deleite de los niños asistentes a este encuentro. 

 

Los miembros de la Guardia Civil han asegurado que la pregunta que más hacen los niños es si ponen muchas multas y que si son malos.

 

La Guardia Civil pretende con estas actividades que los niños pierdan en miedo y "ese respecto mal entendido que se ha inculcado a los niños en la socidad sobre la Guardia Civil". Lo más importante es que los niños entiendan que son un cuerpo al servicio de los ciudadanos, afirma uno de los responsables. 

 

Deny, uno de los perros especializados en la deteccción de drogas dentro de la Guardia Civil, ha sido la delicia de los niños durante toda la mañana. El perro ha demostrado sus habilidades descubriendo una pequeña cantidad de droga entre varias cajas vacias situadas delante de los niños.  Además, los más pequeños han podido acceder a los coches patrulla y a las motos.