"Los nabos se comparan con nabos y no con patatas"

La mesa de cereales aglutinó la polémica de la mañana con las posiciones enfrentadas de ganaderos y compradores por la visión diferente del mismo mercado.

"Los nabos se comparan con nabos y no con patatas". Más claro, agua. Esta frase la pronunció uno de los compradores de la mesa de cereales, Rodrigo Astorga, quien puso este símil con el fin de que los agricultores diferenciasen las lonjas españolas en origen y en destino. "No es lo mismo la Lonja del Ebro que la de Salamanca u otra de nuestro país", recriminó Astorga a Valentín Rodríguez.

 

Éste fue solo uno de los enfrentamientos o diversidad de opiniones que hubo en la mesa, pero el principal estuvo en centrado, como siempre, en las cotizaciones. Los productores demandaron una subida de entre dos y cuatro euros para la gran mayoría de los cultivos porque las operaciones de reposición que se realizan lo hacen "a un precio mayor que el que marca la Lonja", mientras que los almacenistas consideran que el cereal ha echado el freno, tendencia que arrastra el mercado internaciones "y las operaciones se realizan al valor que marca la Lonja", por lo que demandaron una repetición.

 

Así, para ninguno de los cultivos cotizados hubo acuerdo unánime en la mesa con la opiniñon de los compradores de que todo lo que no fuera "repetir es hacer mal o muy mal la mesa". Finalmente, el presidente de la misma optó por una leve subida de un euro para el trigo panificable, el trigo para pienso y la cebada, para cotizar a 266, 264 y 251 euros respectivamente, mientras que avena, centeno y maíz conservaron el valor de la semana pasada.

 

El garbanzo y la lenteja también repitieron, no así la paja que vio como su valor bajaba dos euros pese a la oposición de los agricultores..

 

El Mercado cambia de tendencia en ventas

 

Por su parte, el mercado de ganado contó con la presencia de 1.424 cabezas de buena calidad pero con unas ventas por debajo de lo esperado por los profesionales del sector, hecho que les causó "sorpresa". Así lo señalaron en la mesa de vacuno de vida todos los componentes de la misma, aunque las peticiones de cotización fueron diferentes.

 

Los ganaderos pidieron una repetición para no romper con la tendencia ni dar altibajos dentro del sector, hecho quer recriminaron los tratantes que vieron la jornada en el mercado como un "desastre". Por ello, el presidente de la mesa optó por una repetición de machos y hembras aunque reconoció que la situación "estaba mal y marca claramente a la baja, pero esperaremos a la semana que viene".

 

Por su parte, la mesa de vacuno de carne fue por otros derroteros y optó por una subida de 0,03 euros de las hembras y una repetición de los añojos porque tienen más salida éstas en el mercado en la actualidad.

 

El ovino espera su semana 'récord'

 

Por otro lado, la mesa de ovino discutió la subida, sí, por primera vez, en la semana donde más ventas se realizan dentro del sector con motivo de las fiestas navideñas. Así, los ganaderos solicitaron una subida de entre 0,60 y 0,75 euros, mientras que los compradores pidieron entre 0,20 y 0,30 euros más para una decisión final de 0,45 euros de subida pese a la protesta de los ganaderos que venden por encima de este precio, según sus alegatos. Los corderos, por su parte, repitieron.

 

El porcino sigue igual

 

Por último, la mesa de porcino ibérico decidió una repetición de los precios y tan solo varió a la baja el valor de los lechones y al alza el de los tostones de cara a la Navidad. En el blanco, las tres categorías de cerdo bajaron su precio, con una subida de lechones y tostones.