Los municipios fronterizos y las asociaciones de consumidores de España, Portugal y la UE se unen contra el roaming

Imagen de la campaña 'Zero Roaming' de RIET, OCU y consumidores de Portugal y Europa.

La Red Ibérica de Entidades Transfronterizas, la OCU y las asociaciones de consumidores de Portugal y europea lanzan la cmapaña 'Zero Roaming' contra este coste de las llamadas de móviles en el extranjero. El objetivo es que se aplique su desaparición en diciembre de 2015.

El Eixo Atlántico, la Red Ibérica de Entidades Transfronterizas - RIET, la Organización de Consumidores y Usuarios de España – OCU y la Asociación Portuguesa para la Defensa del Consumidor – DECO, con el apoyo de la Organización Europea de los Consumidores – BEUC han lanzado una campaña conjunta a nivel europeo de recogida de firmas digitales en apoyo a la posición del Parlamento Europeo respecto a la eliminación del roaming telefónico a partir de diciembre de 2015. Una acción con la que pretenden que se haga efectiva la decisión tomada de prohibir el cobro adicional que supone usar el móvil en un país distinto al de la compañía con la que se tiene el contrato, algo que parecía ya decidido, pero que se puede retrasar.

 

La campaña, lanzada bajo el lema “Zero Roaming” - www.change.org/zeroroaming, quiere movilizar a los ciudadanos contra un injustificado sobrecoste que atenta contra el Mercado Interior europeo, afecta a los derechos de los ciudadanos, y constituye la última frontera de Europa. Ya se puede apoyar a través de la plataforma Change en el link que publicamos unas líneas más arriba.

 

El problema del roaming afecta a un gran parte de la población europea. Este no es un problema exclusivo de turistas, sino también de estudiantes en el extranjero, empresarios, trabajadores desplazados y ciudadanos que habitan en las poblaciones de las fronteras internas de la Unión Europea. El sobrecoste que supone el roaming es especialmente patente en las comarcas de frontera como las de las provincias de Salamanca y Zamora con Portugal.

 

El roaming constituye la última frontera de Europa, con un impacto muy negativo  para los ciudadanos en especial sobre la economía y los trabajadores de la frontera. Por ello, la Comisión Europea propuso su eliminación y el Parlamento Europeo la ratificó, concretando su desaparición el 15 de diciembre de 2015. Lamentablemente, la posición de los Estados miembros, especialmente la de los Estados del sur de Europa como España y Portugal, ha frenado la propuesta del Parlamento, anteponiendo los intereses de las operadoras a los de los ciudadanos y pretende retrasar de manera injustificada la eliminación del roaming hasta el año 2018.

 

Coincidiendo con la reunión entre Parlamento, Comisión y Estados miembro en la que deben avanzar sustancialmente las negociaciones sobre esta cuestión, con vistas a alcanzar un acuerdo antes de verano, las organizaciones promotoras lanzan esta campaña para que los ciudadanos hagan oír su voz a favor de la petición del Parlamento Europeo y que el roaming desaparezca cuanto antes.

 

Para las organizaciones convocantes el freno a la desaparición del roaming es un ejemplo más de como las grandes empresas imponen sus intereses particulares en detrimento de los derechos de los ciudadanos y en contra de las decisiones de las instituciones que los representan. Por ello piden a los ciudadanos su apoyo para exigir el cumplimiento de la propuesta del Parlamento Europeo y la desaparición del roaming en diciembre de 2015.