Los mineros de Asturias abandonan el encierro y volverán a trabajar este viernes

Los primeros en abandonar el encierro han sido los seis trabajadores de Nicolasa y Monsacro

Centenares de personas han acudido este jueves a los pozos Candín (Langreo) y Nicolasa (Mieres) para recibir a los diez mineros que han abandonado su encierro tras 18 días. El sindicato SOMA-Fitag-UGT ha señalado que las movilizaciones seguirán adelante hasta encontrar un acuerdo con el Ministerio de Industria que asegure el futuro del sector.

Según lo previsto, los mineros asturianos volverán este viernes a trabajar tras dos meses de huelga indefinida. Han decidido volver a las minas 'por el desgaste económico que sufren las familias', han matizado responsables de la central.

Los primeros en abandonar el encierro han sido los seis trabajadores de Nicolasa y Monsacro, encerrados desde el 16 de julio en la explotación mierense. Se trata de Jesús Damota, Iván Fernández, Pablo Lillo y Pablo Fernández. Todos de Mieres.

Tras dejar el pozo, a las seis de la tarde, han agradecido al SOMA, compañeros y vecinos su apoyo. 'Pero hay que seguir adelante', han añadido.

En Candín, unas 300 personas han recibido Mario Rato, Alfonso Santiago, Moisés Blanco y Chus García. Los encerrados han salido de la jaula con media hora de retraso sobre la hora prevista. Han sido recibidos con gritos de 'Vivan los mineros y viva la minería'. Estos diez trabajadores han revelado a los mineros que se mantuvieron en Candín y Santiago durante cincuenta días.

El secretario general del SOMA-Fitag-UGT, José Ángel Fernández Villa ha encabezado este jueves el fin de la protesta en los dos pozos. Ha dicho que la lucha minera, a pesar del fin de los encierros, sigue adelante.